Mentiras completas y verdades a medias



martes, 12 de enero de 2010

Quid pro quo

¿Tú leerías una novela que comenzase así?

«No. No es cierto. Ni los retazos de una vida pasada ni el mundo que te rodea discurre a toda velocidad ante tus ojos cuando intuyes que estás a punto de morir. Al contrario. El tiempo parece detenerse, paralizarse, desvanecerse. Tu entorno pasa a convertirse en un lugar sordo, vacío, ajeno, en el que sólo puede percibirse la propia existencia y la circunstancia que te ha empujado ante ese fatal lance. Aquel hombre le estaba apuntando con un arma a la cara, pero, curiosamente, en el rostro de Justo Carretero se desdibujaba una mueca contraída que tenía más de estupor que de miedo. No terminaba de creer. No terminaba de comprender cómo la situación, amistosa y cordial, se había trocado en dramática en tan sólo unos segundos. Momentos antes consultaba unos documentos sobre la mesa de su despacho y ahora, tras alzar la vista, se encontraba frente al cañón de una pistola y, tras él, el rostro de alguien decidido a matar. No. No lo comprendía.»

Yo la estoy escribiendo.

Etiquetas: , ,

16 comentarios:

Blogger Paco Gómez Escribano ha dicho...

Yo sí, Pedro. Hombre, las cinco primeras líneas no sabes de qué va la cosa, por tanto hay incertidumbre pero que dura eso, cinco líneas; pero que desembocan en "Aquel hombre le estaba apuntando...", con lo cual ya te sitúas y el relato adquiere intensidad. Me parece un empiece muy bueno, caña desde el principio.
Un abrazo.

12 de enero de 2010, 9:47  
Anonymous Ana ha dicho...

Por supuesto que sí. Es un comienzo muy muy bueno, como dice Paco, de los que te enganchan después de las tres primeras líneas. Me encanta cómo escribes. ¿Ese arranque es de la siguiente de Cortés?

12 de enero de 2010, 10:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

No

12 de enero de 2010, 10:47  
Blogger Carlos González ha dicho...

Yo también la leería, tío. Es más, es tan bueno, que yo retiraría el post, no sea que algún desalmado te lo copie. Engancha desde la quinta línea, como dice Paco. Es el típico párrafo en el que deseas saber quién es ese tío, por qué le apuntan, quién es el que apunta, dónde están, qué habrá hecho el pobre tipo, etc., etc.
Un abrazo y sigue.

12 de enero de 2010, 11:07  
Blogger Rubén ha dicho...

Uhmmmm... no sé, no sé... ¿es de amor?

12 de enero de 2010, 11:51  
Anonymous Trancos ha dicho...

Sí. Sí que la leería. Y la leeré, deo volente. Así que espabila y estate a lo que estamos y no te me disperses que no tenemos toda la vida.

12 de enero de 2010, 13:39  
Blogger Chema ha dicho...

Yo la leeré y la venderé gustoso :)
Siempre que la agenda me permita ser librero negrocriminal durante muchas Semanas Negras....

12 de enero de 2010, 16:42  
Blogger Miguel Baquero ha dicho...

Pos yo sí, y lo que espero esque hayss pasado ya de ese comienzo y vayas ya por la página 200, por lo menos

12 de enero de 2010, 23:46  
Blogger Samantha Keyela ha dicho...

Hombre, si es de un amigo sí. Si no, para decidirme a leer una novela la hojeo por varios puntos y leo diferentes párrafos que, por cierto, nunca son el inicial.

13 de enero de 2010, 12:47  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Gracias a todos por vuestras respuestas y opiniones.

Me alegra que te guste, Paco.

No, Ana. Ese fragmento no pertenece a la siguiente de la saga de Miguel Cortés. Es de una novela que estoy escribiendo y que en cuanto termine (unos tres meses calculo), me dejará el tiempo necesario para decicarme a, esta vez sí, la siguiente historia del Miguel Cortés.

Rubén, ¿tú que crees? Con ese comienzo, no puede ser de otra cosa. :-)

En ello estoy, Trancos.

Joer, Chema. Lo tuyo si es vicio. No sólo la leerías sino que estarías dispuesto a venderla.

Todavía no, Miguel. Pero camino lleva.

Pues lo siento, Sam, pero de momento solo puedo ofrecer el primer párrafo.


Saludos a todos.

13 de enero de 2010, 16:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Yo quiero salir en tú novela,ponme de personaje secundario o terciario,puedo ser una cotilla que ve el crimen y tiene que declarar en el juicio, o lo que tu quieras ,tu eres el jefe,si me pones de personaje prometo comprarte el libro. La loli.

13 de enero de 2010, 23:08  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Consideraré la posibilidad, Loli :-)

14 de enero de 2010, 8:24  
Blogger Ella ha dicho...

¡Evidentemente! Es un riesgo que correré y asumiré las consecuencias. Por cierto, si la Loli tiene un personaje, no veo por qué yo no (ahí queda eso, ejem).
¿Qué tal el libro de "el violinista..."? Lo he pedido por mi cumple (que es dentro de nada, lo sepas) y le tengo ganas.
Besoooo

16 de enero de 2010, 1:40  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Queridísima Ella: tú ya tienes reservado un lugar en una de mis historias. Con esa planta y ese porte no puede ser de otra manera. Serás la próxima compañera de juegos de Durruti, el gato cabrón de Miguel Cortés. :-DDDD

"El Violinista..", muy bien. Yo lo estoy disfrutando mucho.

16 de enero de 2010, 13:38  
Blogger Fernando ha dicho...

La escena es muy buena. Yo sí lo leería.

Humildemente y como crítica constructiva. A riesgo de ganarme el premio limón, creo que hay frases algo largas.

PD opiñión propia y subjetiva, seguro que no es correcta ni artística. Con todo cariño, que conste, maestro.

18 de enero de 2010, 16:51  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Riesgo, ninguno, Fernando. Se agradece el comentario y la disensión. Toda opinión es bienvenida. Trataré de releerlo bajo esa perspectiva.

18 de enero de 2010, 17:13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal