Mentiras completas y verdades a medias



lunes, 4 de enero de 2010

Que Dios nos coja confesados

El pasado 1 de enero, José Luis Rodríguez Zapatero accedió a la Presidencia Europea.

En el año 93, la letra de una canción del grupo Celtas Cortos enarbolaba como algo sumamente catastrófico que «...Si en España el aumento del paro / ya va por el tercer millón...». En la actualidad la cifra de parados supera ampliamente los cuatro millones, al margen de todos aquellos que, manteniendo su empleo —por el momento—, pasan por una situación realmente crítica. Que son muchos. La del 93 fue una legislatura tan caótica en tantos ámbitos y aspectos que obligó a que, a finales del 95, se convocasen elecciones anticipadas para el 96 (algo que muchos parecen no recordar). Las dos mayores crisis económicas que ha sufrido este país en los últimos 20 años (92-93 y la que adolecemos desde el 2008) han sucedido ambas bajo mandato socialista. Podríamos dejarlo en pura casualidad si no fuese porque la recuperación económica más sólida que ha sufrido nuestra más reciente historia ocurrió a partir del año 96, momento en el cual el equipo socialista fue instado, mediante las urnas, a abandonar el gobierno. Aún así, algunos ilusos prefieren atribuir dicha recuperación a la coyuntura que, de forma global, provocó una bonanza económica en todos los mercados a nivel mundial... Vale, digamos que de acuerdo, pero...

¿Ahora va a resultar que alguien que representa a un partido político con antecedentes tan sospechosos —bien sean casuales o causales—, alguien con un equipo de gobierno con miembros capaces de postular con ademán impasible que «el dinero público no es de nadie», alguien tan acostumbrado a meter mano en la caja y dilapidar el Erario como si éste no tuviese fin —Planes E de dudosa efectividad; subvenciones de todo tipo y pelaje (a nacimientos, a inmigrantes, a parados, a jóvenes); repartos a diestra y siniestra, sin ton ni son ni previsión, como el famoso de los 400 Euros del IRPF (que hubiese sido preferible que se quedasen en las arcas públicas, pero que, al fin y al cabo, carece de importancia puesto que se terminarán recuperando a base de subir los impuestos, no lo duden. Do ut Des)— con evidentes fines partidistas y/o populistas, no sólo dice que nos va a sacar de la miseria en la que nos encontramos inmersos sino que además, en un plazo de seis meses, los que durará su legislatura como presidente europeo, va a convertirnos en el pasmo de Europa?

Que Dios nos coja confesados

Etiquetas: , , ,

19 comentarios:

Blogger Angelus ha dicho...

Ni Dios nos va a salvar de la catástrofe, eso sí, el lema de la presidencia sigue en la línea sociata: por la igualdad.
Saludos y feliz año.

4 de enero de 2010, 12:33  
Blogger Paco Gómez Escribano ha dicho...

Qué Dios nos libre de los malos. Pero que nos libre también de los tontos. Llevas razón, Pedro. Subsidios, cheque-bebés, en fin, majaronadas de cara a la galería que van a hacer que este país quede como un solar después del paso de los sociatas con su líder ZP ("la Tierra es del viento" y "voy a sacar a Europa de la crisis"). ¿Se puede ser más tonto? Qué oca categoría la de los políticos de este país, coño, que es que no saben ni hablar inglés. Y lo malo es que la alternativa tampoco es para tirar cohetes. Sí, que Dios nos coja confesaos.
Un abrazo.

4 de enero de 2010, 12:39  
Anonymous Andima ha dicho...

Al final va a ser lo que dijo Baroja hace poco menos de cien años: el mejor gobierno es el que no haga nada, pues -añado yo- todo lo que hace es para peor.
Y respecto a las ayudas, no dudo que en muchos casos puedan ser nobles y necesarias, pero no como las practica este gobierno limosnero, que quiere hacer de España un país de mendigos. Lo peor de todo es ver cómo la gente pierde la dignidad sin ningún pudor ni recato y se lanza a pedir y aun a exigir limosna al estado. A muchos les parece normal que trabajando diez u once horas al día no puedan ni sobrevivir y tengan que pedir ayudas. Al final, estas sólo sirven para abusar, me parece a mí. Yo lo veo en el trabajo, donde los contratos tipo becario, prácticas y demás -supuestamente para favorecer la inserción laboral de los jóvenes- sólo sirve para abusar aún más de ellos. Si por mí fuera, eliminaría toda esa puta mierda. Y como insinúa Paco, no hay alternativa. Al menos en mi opinión, pues la alternativa es para mí la misma gente, las mismas ideas -o más bien ausencia de ideas-, en suma, la misma mierda.

Abrazos.

4 de enero de 2010, 14:12  
Blogger Carlos González ha dicho...

Ni pesoe ni pepé, ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio. Vaya tela de políticos. Habría que hacer una nueva transición y eliminar los partidos políticos tal y como se conciben ahora. Y exigir un nivel para el presidente del gobierno y los ministros, incluso para ser alcalde o concejal. No vale cualquiera para un trabajo de mierda, pero para político, oye, hasta el más agilipollao y morrazos. Quien crea que esto es democracia es que está zumbao.
Un abrazo.

4 de enero de 2010, 17:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ya estoy cansado de los escritores de derechas de la órbita Planeta. Sólo un idiota podría acusar a Zapatero de la crisis. ¿Es que no lees los periódicos? ¿Aún no te has enterado de que esta crisis es a nivel mundial? ¿Y no te das cuenta de que esta crisis es producto de las políticas neoliberales de los últimos años? También me parece absurdo que critiques el gasto en políticas sociales. Precisamente en un momento de crisis es cuando más necesarias son estas políticas. Y ya que defiendes tanto al PP, ¿me podrías decir cuáles son sus propuestas para superar la crisis? Porque nadie las ha escuchado. Ya lo dijo el simplón de Moragas en una entrevista: "Nosotros queremos abaratar el despido pero eso no se puede proponer en una campaña electoral. Eso hay que hacerlo cuando ganemos las elecciones".

4 de enero de 2010, 20:44  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Ángelus, en efecto: igual-dá. Porque les de exactamente igual las consecuencias de sus actos. Y así nos luce el pelo. Feliz año para ti también.

Paco, el populismo es lo que tiene. Que conduce a enunciar lo que la gente quiere oir sin detenerse a evaluar las consecuencias. Y la primera te la tragas, la segunda quizá también... A la decimoseptima majadería ya estás un poco cansado de que insulten tu inteligencia. Y hasta el que escuchaba con agrado acaba un poco harto de tanta pose y tanta estupidez.

Andima, las ayudas sociales siempre debe ser una de las premisas de cualquier gobierno. Ningún gobierno debe dejar de lado al más desfavorecido de sus ciudadanos. Los brindis al sol es lo que resulta molesto.

Carlos, nunca en este país fue más cierto el dicho de "que buenos vasallos si tuviesen buenos señores". Pero, hoy por hoy, no hay donde agarrarse. Y eso es lo más triste. Que no nos dejan ni la ilusión de una alternativa. Lo de la elección de políticos cualificados sería una de mis mayores ilusiones. En este país, para cualquier tarea especializada te requieren una cualificación específica. Menos para aquellos que deben regir los destinos del país y de un gran número de ciudadanos. Clama al cielo, la verdad.

Anónimo, no soy tan obtuso como para culpar a Zapatero de la crisis. Si lees lo que he escrito te darás cuenta que me he remontado al año 93 cuando Zapatero era un simple zascandil. Lo culpo de los tradicionales palos de ciego que tradicionalmente los socialistas de este país no han dejado de dar cuando han pretendido sacarnos de ella. Su delito no es de culpa, es de incapacidad manifiesta. Ni quieren, ni pueden, ni saben, ni tienen intención de aprender. Claro que también es muy cierto que lo que tenemos al otro lado de la línea no nos sirve de mucho consuelo. La recuperación del 96 ni mucho menos se debió sólo a la gestión de Aznar sino a un clima general de bonanza económica. Por mucho que pretendan apuntarse el tanto, no sólo fue responsabilidad suya. Y sí, las políticas sociales son cojonudas, no lo dudo... siempre y cuando aceptásemos "pulpo" como animal de compañía (o "política social" al birlibirloque y el juego de manos que se han traído estos espabilados). ¡Ah!, y ni soy de derechas ni suelo orbitar demasiado alineándome con nadie. Tiendo a ir por libre. Pero eso es algo que es usted muy dueño de creer o no.

Saludos

4 de enero de 2010, 21:42  
Blogger alitina ha dicho...

Por si fuera poco lo negado que es José Luis Rodríguez, se complementa con Pajines, Pepiños, Aídos, Moratinos, y otros que recordamos con agrado por habernos hecho saber, por ejemplo, que el dinero público no es de nadie y que "ni pixi ni dixi": lucen todos (y todas, como les gusta decir a ellos y a ellas) una cultura y una preparación acojonante que algunos ni siquiera pueden disimular con títulos, pues sólo pueden esgrimir el de bachiller. Y ahora resulta que mostrar vergüenza ajena por lo que perpetra toda esta patulea es ser de derechas..., pues seré de derechas, pero estoy hasta los cojones de que adolezcan de falta de vergüenza total y tengan tanto morro que no se paran en barras con su atrevimiento para hacer el memo y conseguir unos resultados de los que nos lamentaremos tarde, mal y nunca por imbéciles.
¡Va a ser maravilloso el papel de nuestro ínclito presidente este semestre y en Europa deben estar ya alucinando con éste que fue a Copenague y soltó un pedo!

5 de enero de 2010, 2:09  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Déjalo, Alitina. Estos de Komitern son como son. O comulgas con sus premisas o eres un "idiota de derechas" (sic). Ni siquiera se plantean la posibilidad de la discrepancia sin alineamiento. Creen a pies juntillas en la doctrina de su partido, arrojan el epíteto "fascista" (que siempre tienen muy a mano) al primer desacuerdo con su interlocutor y serían completamente felices con la vuelta de los Gulags. Sus planteamientos son de libro.

5 de enero de 2010, 8:25  
Anonymous Trancos ha dicho...

A mí lo que me pasma es el triunfo de la mediocridad en todo el espectro político del país. Yo creo que los/as líderes/as se rodean de inútiles/as para:
a) Que nadie les haga sombra.
b) Sepan fehacientemente que si están ahí es porque el lider les ha designado y no por sus méritos, y les tributen fidelidad eterna y sin fisuras.
c)Echarles las culpas de los descalabros, entuernos y sin razones y, en caso de necesidad, ofrecer su cabeza al pueblo soberano.

Últimamente medito mucho sobre una cita de la biblia, aunque soy ateo no practicante: "Ojalá fueras frío o calente. Pero como eres tibio, estoy a punto de vomitarte"

5 de enero de 2010, 11:14  
Anonymous Andima ha dicho...

Me refería, Pedro, a la gente que, por el carácter laxo o indiscriminado de muchas ayudas, se lanza a pedirlas como buitres, las necesiten o no. Por eso escribí "Y respecto a las ayudas, no dudo que en muchos casos puedan ser nobles y necesarias..." A mi alrededor no dejo de ver a gente que no necesita ningún dinero ni servicio pero que a pesar de ello no deja de pedirlo y se lo conceden, además, sin contraprestaciones. Eso es lo que me parece molesto, la poca vergüenza de algunos -aunque sea más culpable el gobierno-, que por el mero hecho de poder optar a algún dinero, no piensan en si otros pudieran necesitarlo más que ellos. Recuerdo a una amiga de la universidad: su otra hermana trabajaba y se ganaba la vida desde hacía años, ella vivía con sus padres, ambos con sueldos, y tenían tres casas, aquella en la que vivían y otras dos vacías, y estudiaba en una universidad pública. Pues bien, a pesar de ello estaba empeñada en que el gobierno le pagara el autobús a la universidad, el materíal, la matrícula de la universidad, etc., y le dedicaba a rachas más tiempo a hacer esas gestiones que a estudiar. Y como esta he conocido a muchísima gente. Gente podrida de pasta y a pesar de todo pidiéndosela al estado -o sea, a los demás-, y lo peor de todo es que muchos la recibían. Y luego está la contra, gente que estando realmente necesitada no percibe nada. La verdad es que ignoro cuáles serán los criterios.
Y respecto a los perfiles requeridos para los puestos de trabajo, me he encontrado con ofertas de puestos de trabajo que podrían llevar a cabo monos entrenados y para los que la empresa en cuestión pedía al sujeto que fuera ingeniero, dominara español e inglés y, a poder ser, un tercer idioma (francés o alemán), manejara varios programas informáticos y contara con de 3 a 5 años de experiencia en el campo solicitado, y ofrecían -lo peor de todo es que la empresa tenía la desvergüenza de ponerlo, convencida del aluvión de solicitudes que a pesar de todo le llegarían- entre 15000 y 18000 euros brutos anuales de sueldo. Luego te encuentras con que, efectivamente, los méritos de esta gente que organiza países y se asegura el pan de por vida y de manera abundante en muchos casos no ha sido más que afiliarse a su puto partido cuando tenían 15 años, babosear mucho cuando convenía tal, mirar a otro lado cuando convenía cual, y poco más -lo que habéis dicho, vaya-, y, bueno... pa qué seguir, al final, a que un país sea mierdoso contribuimos todos sus ciudadanos.

Un abrazo.

5 de enero de 2010, 11:35  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Quizá me haya explicado mal, Andima. Claro que estoy de acuerdo contigo. Sólo quería puntualizar que no es la propia política social la que tiene la culpa de la situación. Es mayormente el morro del paisanaje y la desastrosa, partidista e interesada gestión de unos recursos que, bien llevados, no sólo resultan deseables sino imprescindibles.

Lo de los requerimientos para ocupar un cargo politico en este país de bandidos mejor lo dejamos, que me cabreo sobremanera.

5 de enero de 2010, 12:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Es lamentable que consideres que todos aquellos que discrepan de tu opinión están deseando la vuelta del gulag. No me parece que pueda establecerse un debate serio cuando se pretende caricaturizar a aquel que piensa distinto.
Es como si yo te digo que estás deseando la vuelta del franquismo, la restauración de la Santa Madre Iglesia en todos los aspectos de la vida, y la persecución de los homosexuales. ¿A que suena ridículo? Pues lo mismo has hecho tú. No me parece una actitud muy tolerante.

5 de enero de 2010, 13:58  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

No, lo que resulta verdaderamente lamentable, Anónimo (suponiendo que seas el mismo del anterior comentario), es que los que discrepen con la tuya sean catalogados, de buenas a primeras y sin contemplar otras posibilidades, "idiotas de derechas que orbitan alrededor de Dios quiera que te apetezca imaginarte" (cuasiliteralmente en tu anterior comentario). Sí piensas que así es como se muestra la disposición al debate, me temo que te equivocas. Bastante.

5 de enero de 2010, 14:48  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Yo tambien pienso que eres bastante intransigente y que te cierras demasiado a los estereotipos. No todos los que estamos a favor de Zapatero acatamos doctrinas de partido ni repetimos mantras aprendidos.

5 de enero de 2010, 15:33  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Ya. Déjame que te muestre algo del comentario que ha iniciado este debate.

"...ya que defiendes tanto al PP..."

Esa. Esa es la típica frase que denota el caracter sectario. "...ya que defiendes tanto al PP...". Al parecer, se es incapaz de concebir que alguien crítico con Zapatero pueda no estar alineado o que su alineación difiera de un esquema mental previamente trazado. No. Hay que ser blancos o negros. Sólo se concibe que los críticos con Zapatero "defendemos al PP".

Y soy yo el que se cierra a los estereotipos.

5 de enero de 2010, 15:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"Escritor de derechas", "Órbita de Planeta", "Simpatizante del PP"... Ya sólo falta que te llamen "Titiritero" para completar el rosario de tópicos del "Manual progre para identificar al perfecto inmovilista"

Si es que se los ve de venir más que al Talgo por una recta.

5 de enero de 2010, 18:42  
Anonymous Alberto ha dicho...

Déjalo, Pedro Paz. Con estos del comunistas de mierda no vale la pena discutir.

6 de enero de 2010, 1:24  
Blogger Miguel Baquero ha dicho...

Un ejemplo del carácter de la gente en los últimos tiempos. Esto es verífico y me sucedió a mí:

Un tío despotricando contra Esperanza Aguirre porque había llegado tarde el Cercanías, el andén estaba lleno de gente y había tenido que ir como en una lata de sardinas. Lo menos que llamo a Esperanza Aguirre fue "esa pedazo de p... que ojalá se muriese mañana mismo de un cancer". A esto, le digo que, no es por nada, que a mí me da igual, pero que el Cercanías no lo lleva la Comunidad sino Fomento, o sea, el Estado, o sea, el PSOE. Unos instantes de silencio... ¡y luego ahí tienes al mismo tiempo despotricando contra la gente que no madruga, que no tiene paciencia y que no se organiza para entrar en el vagón! ¡Con apenas unos segundos de diferencia!

Y lo mismo sucedió el invierno pasdo cuando cayeron nevadas por sorpresa. Era alucinante como, cuando la nevada dejaba cortada una carretera, la gente y los medios se preocupaban antes por si el mantenimiento de la carretera era responsabilidad de Fomento o de la Comunidad para entonces criticas la imprevisión del Gobierno correspondiente o la poca colaboración de los ciudadanos, que salen sin cadenas. Dependía.

¡Es alucinante el sectarismo que impera en este país! Yo creo que pocos quedan ya que piensen por su cuenta y sin tener una óptica mermada.

6 de enero de 2010, 10:55  
Blogger alitina ha dicho...

No he leído todo pero me ha gustado mucho la cita de la Biblia que trae Trancos: "Ojalá fueras frío o caliente. Pero como eres tibio, estoy a punto de vomitarte."
Y por desgracia el ejemplo de Miguel Baquero es muy ilustrativo de la burramia imperante.
Por otra parte, bien que por mí el PP se puede ir a freír, no entiendo por qué se da por sentado que quien defiende al Psoe no es sospechoso más que de algo bueno y quien defiende al PP sólo lo es de algo malo, ¡curioso!. Además basta con atacar al Psoe, aunque sea con argumentos de peso plúmbeo, para que en seguida haya quien te tache de defender al PP. Lo dicho (no sé dónde lo dije) somos un país de acomplejados prejuiciosos.
Prueba de ello es que como he empezado con la alabanza de la cita de la Biblia, es seguro que los habrá que piensen en mi fe, siendo que por suerte o por desgracia soy procatólica pero atea.

7 de enero de 2010, 22:32  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal