Mentiras completas y verdades a medias



lunes, 21 de diciembre de 2009

Atrapado

Atrapado en casa. Por primera vez en mi vida. Nieve. Hielo. No hay cojones a salir de aquí. Caos. Desconcierto. Coches atravesados. Autobuses cruzados en mitad de las avenidas. Calles bloqueadas, intransitables. La gente chilla y blasfema juramentos en arameo. El Apocalipsis debe ser algo parecido a esto.

La calefacción puesta. El calor comienza a envolverte. Paladeo un chupito de hierbas —algo estrictamente terapéutico. Por la cosa de combatir el frío, ya me entienden—. Comienza a llover. El agua repiquetea en el tejado de la buhardilla. Enya desgrana una suave melodía en el equipo de música. En casa. A salvo.

It’s not too bad at all.


Etiquetas:

14 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Alguien que se autodenomina "escritor" no puede permitirse esto: "No hay cojones ha salir de aquí". Me daña la vista.
Cariñosamente.

21 de diciembre de 2009, 12:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

A mí también me parece lamentable. Pero ¿qué se puede esperar de un escribidor que en el inicio de su blog tiene esta frase "En primer lugar. estimado amigo, deseo advertirte algo: aquí no encontraras contenidos espectaculares."? Nada más empezar, hay un punto donde debería haber una coma. Y además le falta la tilde a "encontrarás". Los contenidos espectaculares aquí son las faltas de ortografía.

21 de diciembre de 2009, 14:41  
Blogger Guido Finzi ha dicho...

Cada vez que hay nevadas, ocurre lo mismo, y no hago más que preguntarme "cómo carajo hacen en Canadá ¡". Eso sí, ante tal panorama, no sólo suprimí mis salidas a hacer footing sino que me entrego gozoso al chocolate caliente y la lectura de lo último de Paul Auster.

Un saludo.

PD: Lo peor de quedarse en casa, es que después cuesta más liberarse de la pereza.

21 de diciembre de 2009, 16:13  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

JAJAJAJAJA... ¡Vaya, vaya, vaya! ¡Qué gratísima sorpresa! Si tenemos aquí a los mamporreros de la RAE dispuestos ganarse el sueldo, bien sea señalando errores debidos a mi propia ignoracia, bien sean tipográficos o meros descuidos. Pues nada. Pasen, pasen. No se priven. Procedo a corregir con gusto las faltas indicadas. Agradecido quedo.

Guido, en esos países, este tipo de situaciones forman parte del protocolo habitual. Avíados estarían en Finlandia si no estuviesen preparados para combatir estos temporales. El que aquí sean situaciones anecdóticas es lo que hace que siempre nos pillen en bragas. Disfrute usted de sus gozosos placeres.

21 de diciembre de 2009, 17:23  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Eres un mierda de escribidor

21 de diciembre de 2009, 18:35  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Que sí, que sí, campeón, que lo que tú digas. Venga, tómate algo, que pago yo.

(Esto de los trolls-grinch es de lo más enternecedor)

21 de diciembre de 2009, 18:59  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pedro, tú ni puto caso, y sigue con el blog y con el noticiero, que nos tienes felices.
(si quieres le pago yo el café, para que se calle de una vez)

21 de diciembre de 2009, 19:31  
Anonymous Anónimo ha dicho...

No sé quién coño te crees que eres.

21 de diciembre de 2009, 20:47  
Anonymous Intrigado ha dicho...

Y estas de suerte.Donde yo vivo cada vez que caen cuatro gotas nos quedamos a oscuras.Y tiene guasa quedarse sin calefacción con estos frios.Abrigarse.

21 de diciembre de 2009, 21:07  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Yo hace tiempo que no tengo edad para creerme nada, pimpin. Eso lo dejo para zascandiles como tú que se corren de gusto cometiendo heroicidades como dejar comentarios despectivos en un blog de forma anónima. Para bien o para mal, soy quien soy y con eso me vale. Si te gusta, bien. Aquí tienes un hueco. Si no, puerta. Es lo que hay.

Espero que no ocurra muy a menudo, Intrigado, porque si no menuda putada. Porque incomunicado, con la calefacción puesta y un whisky en la mano, la cosa es más o menos soportable, pero sin calefacción... sólo te queda ganarte la vida amaestrando pinguinos.

21 de diciembre de 2009, 21:19  
Blogger Paco Gómez Escribano ha dicho...

Pues yo he pasado un día de perros. Nada más llegar al curro me he tenido que comprar unos calcetines y otros zapatos. Aquí no ha quitado la nieve ni Dios, coño. Siempre lo mismo.

21 de diciembre de 2009, 21:34  
Blogger Javier Márquez Sánchez ha dicho...

Pues en Sevilla no nieva, pero llueve como toda su puta madre.

Fdo: otro escritor deslenguado.

22 de diciembre de 2009, 12:29  
Blogger Miguel Baquero ha dicho...

Aprovecha para escribir, colega. Tú que puedes y estás encerrado. Y tienes pelo en la cabeza, qué envidia me das, yo aquí calvo y a la intemperie

22 de diciembre de 2009, 23:56  
Anonymous Intrigado ha dicho...

Feliz Navidad.

25 de diciembre de 2009, 9:36  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal