Mentiras completas y verdades a medias



sábado, 2 de abril de 2011

El arte imposible de Li Wei

Ya se ha hablado en este blog en más de una ocasión del arte contemporáneo, conceptual, onírico, catárquico, oncológico, ornitorrinco y demás mierdas por el estilo. Basurilla para gafapastas. Sin embargo, de cuando en cuando, uno tiene ocasión de encontrarse con expresiones artísticas que, sin ir más allá de la mera curiosidad, no puedes dejar de reconocerles cierto mérito. Como el caso del artista chino Li Wei, fotógrafo enamorado de las situaciones imposibles. Cuando se contempla la composición de sus imágenes, lo primero que le viene a uno a la cabeza es una única palabra: PHOTOSHOP. Nada más lejos de la realidad. Por supuesto que hay truco, faltaría más. Pero lo meritorio del caso es que el mismo está llevado a cabo en la parte de preproducción (espejos, tomas, perspectivas, ángulos...), nunca en postproducción. Los retoques posteriores son mínimos, casi nulos, y las tramposas imágenes son mostradas prácticamente tal y como las tomó la cámara. As is. Y el resultado es sorprendente.






El proceso de una de esas puestas en escena puede contemplarse en este vídeo.


Web del artista

Etiquetas:

21 comentarios:

Blogger Paco Gómez Escribano ha dicho...

Para flipar el Li Wei este. Yo el otro día vi en la Puerta del Sol a un nota de estos que hace de estatua en una posición imposible. Por más que quise adivinar el truco no pude. Creo que iba del mismo rollo del Li Wei. Curioso. Un abrazo y sigue con esa recuperación, que hay que documentarse por ahí.

2 de abril de 2011, 22:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Acabo de ver que Jerónimo Tristante estaba en el jurado del premio Luis Berenguer.

Otro premio más que se da a los amigos. Conviene saberlo.

3 de abril de 2011, 16:30  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Estimado anónimo (ya iba yo echandole en falta, oiga): no sólo Tristante estaba entre los miembros del jurado. También lo estaba David Torres y también es amigo. Y Vanessa Monfort también estaba presente y también es amiga. Como tantos y tantos otros que profesamos el mismo oficio, con los que mantengo una buena y sincera amistad y con los que, más tarde o más temprano, acabas coincidiendo no sólo en jurados de certámenes sino en conferencias, mesas redondas y actos literarios varios. Los integrantes en activo de esta profesión son menos numerosos de lo que parece y, quien más y quien menos, todos nos relacionamos. En cualquier caso, aun siendo usted libre de pensar lo que quiera y como yo no tengo esa insidiosa mala leche de la que usted parece hacer gala, le sugiero que investigue una cuestión que le puede ofrecer una pista más precisa. Compruebe fechas. Compruebe cuando se cerró la convocatoria del certamen y cuando se eligió a los miembros del jurado. Y comprobará cómo, al presentarme, dificilmente podría "tirar de amigos" en un jurado del que aún no se conocían sus integrantes.

Que tenga usted buena tarde.

3 de abril de 2011, 22:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Aun dando por bueno lo que dices, no aparenta muy honesto que se escoja como jurado a alguien que es amigo manifiesto del ganador.

4 de abril de 2011, 1:23  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Vamos a ver, anónimo. Dos cosillas que me parece que anda usted un poco despistado 1) Cuando se selecciona a un jurado para un certamen literario, debido al sistema de plica, nadie conoce previamente quién está detrás de los autores que se presentan (y mucho menos cual de ellos será ganador) por lo cual resulta tarea harto dificil -por no decir imposible- seleccionar a tal o cual jurado en función de si alguno de sus conocidos se ha presentado al certamen o no. 2) ¿Qué sugiere entonces? ¿Que, para impedir la mácula o la sospecha, todo autor debe convertirse en un anacoreta literario y no relacionarse con nadie de su oficio no vaya a ser que, por arte del demonio, coincida un día con un conocido en un certamen? No me sea absurdo, por Dios. Si desea ponerme en evidencia y cree tener motivos fundados para ello, cúrreselo un poco más y no vaya por ahí difundiendo calumnias absurdas.

4 de abril de 2011, 1:35  
Blogger jerobibo ha dicho...

PARA ANÓNIMO:

1.-Soy Tristante, y en el jurado recibimos seis manuscritos que iban todos con pseudónimo, por lo que no sabíamos de quién eran. Curiosamente, uno de ellos, y no es el de Pedro, era de un amigo mío, y no lo supe hasta mucho mucho después del fallo y por una casualidad de la vida.
".- Te deseo que te vaya bien y que te publiquen algo amigo, así dejarás de ir por ahí intentando molestar a la gente con comentarios que son anónimos. Eres muy machote. Yo, soy Tristante pero tú no tienes valor para decir quién eres. te define. ánimo y que te vaya bien.

4 de abril de 2011, 10:16  
Anonymous Jorge Rodríguez ha dicho...

Me consta que en ocasiones algunos premios literarios están amañados. De no ser así sería imposible que antes de fallarlo ya se especule sobre el posible ganador del planeta y luego siempre se acierte. No tengo idea del premio al que alude el tal anónimo, ni conozco a Pedro de Paz, aunque me parece un escritor digno de todo el respeto, ni soy quien para juzgar a nadie y por lo poco que conozco a Jerónimo me da que es un tío muy honesto y sincero. No obstante hace unos meses vi como alguien (no recuerdo quien era) dejaba un comentario en el muro de Tristante revelandole su identidad en un certamen que se iba a celebrar y del cual Tristante iba a ser jurado. No se si es este en cuestión u otro. Con esto no quiero sacar conclusiones ni ofender a nadie y si es así pido perdon de antemano. Lo que digo es que cuando el campo está mojado es comprensible pensar que ha llovido. Con todos mis respetos.

4 de abril de 2011, 10:45  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Jorge, la suspicacia puede ser comprensible, teniendo el panorama literario la fama que tiene y dándose la feliz coincidencia de que Tristante y yo somos amigos. La acusación directa ("Otro premio más que se da a los amigos"), no. Básicamente por dos motivos: 1) porque para afirmar algo con tal rotundidad y no quedar como un cantamañanas, hay que respaldarlo con pruebas. 2) Porque, de poseer dichas pruebas, éste no sería el lugar para denunciarlo sino ante las entidades competentes.

Y porque, como digo, éste no es el lugar, a partir de este momento, cualquier comentario al respecto será borrado sin contemplaciones. El que tenga algo que denunciar, que lo haga donde corresponda.

4 de abril de 2011, 15:51  
Anonymous Jorge Rodriguez ha dicho...

Estoy de acuerdo contigo. Yo no te conozco pero conozco a Jeronimo y confio sin duda en su honestidad. Lo que trato de decir y creo que lo has captado es que a veces es inevitable tener suspicacias. No obstante hay maneras de exponerlas y las del tal anónimo no son las más adecuadas. Desde luego la frase que remarcas es de lo más desafortunada. Me da la sensación de que esa persona lleva en su interior un cierto grado de resentimiento quizá porque se haya presentado a algún concurso y no lo haya ganado o quizá porque crea que sus obras (suponiendo que escriba) son mejores que las que ve publicadas y vuelque su frustración hacia los que sí ganan premios. De todas formas tú y yo sabemos que a los que nos gusta escribir no lo hacemos buscando un premio como recompensa si no por el placer de crear. Hay que ser humilde y reconocer las limitaciones. Yo por ejemplo no me he presentado nunca a ningún premio porque estoy convencido de que no lo ganaría. Al menos un premio importante como el Planeta o el Nadal. Independientemente tengo mis reticencias con respecto a ellas, pero no me escudo en eso para justificar mi no participación. Tengo dos libros publicados y para mí no son el fín en sí por el que escribo sino un premio añadido a mi esfuerzo el cual celebro y agradezco con humildad. También tengo una tercera que no consigo publicar y no por ello me da por atacar a las editoriales y acusarlas de amiguismo, simplemente lo tengo ahí esperando que llegue la oportunidad y si no llega pues no pasa nada, a lo mejor sigo escribiendo. A lo mejor lo que debo hacer es esforzarme por escribir mejor y aceptar mis limitaciones. Como digo ese tipo de comentarios agresivos e irresponsables suelen ser motivados por la rabia y la frustración, así que bastante tiene el señor anónimo con superar sus propios miedos. Uno de los cuales es el de identificarse cuando acusa. Un abrazo y espero no haberte molestado ni ofendido con mi comentario.

4 de abril de 2011, 16:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Lo de las fechas no tiene nada que ver. Bastaba hablar con la gente del jurado una vez se hubiera constituido y decirles que te habías presentado.
Por la forma en que te lo has tomado (es ridículo eso de que tenga que presentar pruebas, como si esto fuera un juicio), sospecho que estoy en lo cierto.
Tampoco creas que te culpo. No soy tan ingenuo como para no saber que la mayoría de los premios a partir de una cierta dotación están dados (el caso más escandaloso es el Planeta, cuyo nombre del premiado se da a conocer días antes por la prensa y que siempre aparece sentado, ¡oh, sorpresa! en la propia mesa de los de la editorial).

No estoy diciendo con todo esto que tu novela sea buena o mala (no creo que los premios tengan nada que ver con la literatura), pero me parece que toda esta parafernalia es excesiva en este país.

Y no me borres el comentario, hombre.

4 de abril de 2011, 20:15  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Si es que en el fondo me pierde la boca. No puedo evitarlo.

Puede usted seguir pensando lo que quiera, pero se confunde, anónimo. No me lo tomo de ninguna manera en especial. Sólo que lo que usted tan gratuitamente ha afirmado no es la primera vez que me llega (aunque sí es la primera vez que vienen a mi propia "casa" a espetármelo), el vaso se va llenando hasta que se rebosa y, mira por donde, hombre, le ha tocado. Lo de las fechas tiene mucho que ver. Si yo tengo de plazo hasta el día 15 de mayo para presentar la novela y el jurado se constituye en junio, ¿está diciendo que yo presento la novela a un certamen al azar antes de que cierren el plazo con la rocambolesca esperanza de que en el jurado aún no constituido termine, ¡oh! maravilla, por convocarse a alguien conocido al que poder apelar? Si de verdad fuese acreedor de una suerte como esa, jugaría a la primitiva.

Que usted conozca o intuya otros enjuagues en otro ámbitos -que ni niego ni afirmo- no le concede derecho a poner en tela de juicio a todos. ¿O pretende sugerir que el "José Saramago" que me concedieron en el 2003 también me fue impuesto por ciencia infusa? Y no he dicho que tenga usted que presentar pruebas. Le he sugerido que, en caso de tenerlas, lo denuncie en el ámbito oportuno y ante las entidades competentes, en este caso el Ayuntamiento de San Fernando. Mientras tanto, afirmaciones categóricas como las suyas sólo pueden ser calificadas como difamatorias. Y que se juegue con mi buen nombre -que, a falta de otros haberes, es de los pocos bienes que nos quedan a los pobres- o con el de mis amigos me toca mucho la moral. Y las pelotas.

4 de abril de 2011, 21:10  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Yo del Saramago no he dicho nada. Eso te lo ganaste dignamente.

Y repito: esa novela será bueno o mala independientemente del premio. En eso creo que podemos estar de acuerdo. Yo espero que sea buena.

4 de abril de 2011, 21:35  
Blogger Antonia J. Corrales ha dicho...

Durante cinco años he sido jurado de un certamen de narrativa breve, y el año pasado de otro. En esos cinco años, no he conocido nunca la identidad de los participantes, jamás. En todos los certámenes hay un comité de selección previa y varios jurados. Al jurado sólo le llega un número determinado de obras, jamás todas las que se presentan a concurso. En la criba de selección se descartan tanto las que no entran por incumplir las bases, como las que el comité de selección considera que no son de un "nivel" adecuado.Un jurado no puede leerse 250 novelas en un plazo de un mes: estamos locos? Por lo tanto es harto difícil que un jurado del calibre del certamen del que se habla aquí, tenga en su poder el elegir una obra en concreto, aunque previamente conozca que un amigo, conocido o admirado... se haya presentado a dicho concurso, con seudónimo o sin él. Aún y así, en el caso de que tal o cual obra consiga estar seleccionada, hay que contar con el voto de la mayoría del jurado para ser ganadora o finalista. El tema que el señor anónimo plantea es tan difícil como que a uno le toque la primitiva sin haber jugado un duro.
En cuanto a los premios grandes, no están amañados, supuestamente, se dice que están contratados con anterioridad a su fallo, se dice, se comenta, se rumorea. En cualquier caso lo más idóneo es dirigirse a la organización del premio que es la responsable directa del mismo y del consiguiente fallo. Ésta y sería la que en caso de que el certamen estuviese "amañado" tendría unos u otros beneficios, y la responsable de velar por la transparencia del fallo. El autor, el único beneficios que obtiene con un premio es el pago de derechos de edición a su trabajo. El autor en ningún caso es el responsable de nada, si es que lo hubiera. Pero, lo más fácil es meterse con el más pequeño: el trabajador. A fin de cuentas, los escritores somos trabajadores, creadores de la materia prima, sufridores y los que menos cobramos por nuestro trabajo, pero contra los que todos cargan sin miramientos, sobre todo los escritores en ciernes.
En mis trabajos como jurado, siempre he votado y peleado por las obras que más méritos tenían, tanto que en algunas ocasiones me negué a permanecer en tal o cual certamen si no se hacía una nueva votación porque el resultado era casi vergonzoso en cuanto a valía de la obra. Sé que las personas a las que el anónimo pone en tela de juicio son tan legales como yo. Sé que Pedro de Paz es un escritor más que se deja la piel y el alma en su trabajo y eso merece respeto.
Y en el caso de que así hubiera sido, algo que afirmo no ha sucedido, Pedro estaría en su derecho de hacer todo lo posible porque su trabajo ganara el certamen. No lo hace todo hijo de vecino. Peor es ver como gente que no sabe escribir publica porque está en los medios de comunicación todos los días? Claro que esa gente es famosa y tenemos mucho miedo a meternos directamente con los famosos o "relevantes" , es mejor cargar contra el más "débil" e intentar hundirle.
Sigo manteniendo mi máxima, mi triste máxima: este país es una república bananera.

5 de abril de 2011, 9:15  
Blogger Víctor Manuel Fernández ha dicho...

El anonimato ofrece al cobarde la valentía de decir lo que no se atrever a mentar a la cara. Aunque, tal vez, también quiera ocultar con ella la terrible sensación de ser un mediocre. Y eso sí que es duro. Todo lo que se diga, siempre a la cara. Así es caballero el que critica, e igualmente el que la recibe, pues ya sabe a quien contestar.

5 de abril de 2011, 18:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Lo valientes que sois para unas cosas y los tibios que sois para denunciar que el premio Planeta es un chanchullo. No conviene meterse con Planeta, claro.

5 de abril de 2011, 19:06  
Blogger Antonia J. Corrales ha dicho...

Tres preguntas, anónimo:

1.-¿Y tú qué entiendes por chanchullo?
Lo digo por aquello de la relatividad; de la verdad que pertenece al mundo 2 en filosofía, y los conceptos en ese plano 2 son tan, tan complicados...
2.- ¿A quién no le conviene el qué y por qué no le conviene si todo, según tú, está más que "chanchullado"?
En el fondo eres divertido, pregunta tres:¿o es divertida?

5 de abril de 2011, 21:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Todos vuestros comentarios no hacen mas que darme la razón. "Amiguetes"

5 de abril de 2011, 21:51  
Anonymous Jorge ha dicho...

Qué capullo...

6 de abril de 2011, 0:40  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

La presión psicológica es tremenda y no puedo soportarlo más, anónimo. Sí, en efecto, lo confieso: amañamos concursos. Y no sólo eso. También distraemos dinero de Caritas y lo desviamos a cuentas numeradas en las islas Caimán, deshauciamos orfanatos por Navidad, somos responsables del aumento del paro y yo, a título personal, me meo en las plantas del jardín de mi vecino cuando no me ve. Y algunas veces, incluso cuando me ve.

Chicos, agradezco mucho las muestras de apoyo, pero lo vamos dejando ya, si no os importa, que el anónimo ya ha tenido sus quince minutos de gloria y la gilipollez ésta nos está quedando un poco larga...

6 de abril de 2011, 12:13  
OpenID hombresinpasado ha dicho...

No se puede manipular el blog para que no sea posible dejar comentarios firmados como ANÓNIMO? ni tampoco suplantar la personalidad de otro?

6 de abril de 2011, 16:03  
Blogger Nunilo ha dicho...

Muy interesantes estas fotos y por cierto, no creo que sea este el lugar para hablar del concurso de literatura. No quiero ir poniendo estas curiosas frases de amistad que por cierto, me gustaron bastante, para ir haciendo amigos aquí, pero creo que en este artículo no hay que hablar de concursos amañados sin pruebas ni nada, sino de las fotografía que se exponen, que por cierto, son verdaderamente impresionantes. Un saludo, siento esta rabieta y enhorabuena por el blog.

27 de octubre de 2011, 18:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal