Mentiras completas y verdades a medias



jueves, 8 de abril de 2010

Cogérsela con papel de fumar

Si yo mañana decidiese socorrer al necesitado, dar de comer al hambriento y entregar dinero al que lo precisase, estaría actuando de forma plausible —en su auténtica acepción, es decir, «digna de aplauso»—. Si para llevar a cabo mis planes atracase bancos a mano armada estaría cometiendo un delito. Por muy plausible que fuese el fin perseguido.

Si la Justicia considera que existen firmes indicios de que una persona, por muy juez que sea, pudiese haber actuado de forma contraria a la ley, se le imputa y se le procesa. Independientemente de quién sea, de la solvencia de sus anteriores actuaciones, de lo loables que aparenten ser sus fines o de los turbios antecedentes de quien se alza con el dedo acusador. Si hay delito, se le condena. En caso contrario, se le absuelve.

Pero nadie, absolutamente NADIE, está por encima de la ley.

Y no hay más cera que la que arde. El resto son zarandajas y brindis al sol.

Etiquetas:

12 comentarios:

Blogger Antonia J. Corrales ha dicho...

Totalmente de acuerdo!!!!
Más alto sí, pero más claro y mejor dicho, no.

8 de abril de 2010, 10:52  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Investigar los crímenes del fascismo no es delito.

8 de abril de 2010, 13:17  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Gracias, Antonia.

En efecto, Anónimo, no lo es. Es un caso de justicia necesaria. Pero me temo que la prevaricación sí y es por eso por lo que se le juzga. Y yo, como firme partidario de la memoria histórica y de que no quede ninguna fosa sin remover ni ningún crimen impune, en lugar de estar agradecido y a favor de Garzón, lo que haría sería darle un par de collejones si pudiese. Por desperdiciar una oportunidad de oro que, en manos de alguien pertinente, hubiese prosperado por los cauces que realmente correspondían. Y sin embargo, aquí nos vemos. Los muertos clamando en las cunetas y la casa por barrer gracias a los anhelos de protagonismo de un chupacámaras jurídico con ínfulas de estrella mediática.

8 de abril de 2010, 14:06  
Blogger Antonia J. Corrales ha dicho...

No se le juzga por investigar los crímenes del fascimo. Y una cosa no quita la otra. Si se es legal se es legal en todo. A ver si ahora los jueces van a estar por encima de la ley, ni éste ni ninguno. Ya lo que faltaba. Como haces algo bien o lo intentas ,puedes tomarte la libertad de hacer lo que te salga de las narices, pues que bien, volveremos a comer con Isabel.
Igualito que el Neira: el héroe contra la violencia que quiere,que exige, una pistola, lo flipas.

8 de abril de 2010, 19:24  
Blogger Paco Gómez Escribano ha dicho...

Totalmente de acuerdo, Pedro. Me paqrece que este país debe mucho al juez Garzón, que se ha atrevido con cosas que nadie antes se atrevió (terrorismo, narcotráfico, etc.). Pero eso no le da carta blanca para saltarse la ley.
Saludos.

8 de abril de 2010, 22:55  
Blogger Miguel Baquero ha dicho...

Es una pena, por ejemplo, que una panda de chorizos como la del Gürtel puedan escaparse de rositas por algo tan chapucero como escuchar ilícitamente las conversaciones de abogados y clientes. Que se dé pie, por errores como ese, a que los imputados se agarren a un clavo ardiendo. Como dice Pedro, más que para defenderle es pa´matarle.

9 de abril de 2010, 0:05  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Anoche, hablando sobre este mismo asunto delante de unas copas con varias personas a las que considero amigas, una vez terminada la presentación del Premio Primavera, escuché el último de los despropósitos respecto a la cuestión de si Garzón se ajustó a la legalidad o no.

"...Y aunque no lo hiciese, la ley está para saltársela cuando es necesario..."

Obviamente, en ese mismo instante y ante la imposibilidad de batir tan delirantes argumentos, abandoné la conversación de inmediato.

No hay peor ciego que el que no quiere ver. Ni peor fanático que el que se cree cargado de razones y ni tan siquiera admite la duda razonable.

9 de abril de 2010, 8:27  
Anonymous Trancos ha dicho...

Sí, se oyen estos días muchas tonterías como la de algunos defensores de la memoria histórica que creen y pretenden hacer creer que la Ley de Amnistía del 77 fue una ley "de punto final" y por lo tanto perversa, cuando El grito de "amnistía y libertad" fue un clamor de la izquierda y de los demócratas por el que algunos recibimos hostias hasta en el cielo de la boca. Y el PC en cabeza: "unidos todos al grito de AMNISTÍA pronto nos pasearemos por la Gran Vía", cantaba Victor Manuel. Y "El tiempo transcurrido demostró que esto no daba más y que era imprescindible la reconciliación. Sí, veremos a Dolores caminar las calles de Madrid" cantaba Ana Belén. La derecha franquista (AP) precisamente no participó en la redacción de esta ley y se abstuvo en la votación (por chulería más que nada. No creían ni por asomo que la fueran a necesitar porque estaban convencidos de que, como dijo el claudillo, ellos sólo habrían de responder ante Dios y ante la Historia"). La ley de Amnistía permitió el regreso de los exiliados y a Carrillo, Ibarruri, Alberti... formar parte de las cortes constituyentes de la Constitución del 78. Si alguien hubiera de protestar serían los UMD(dos) a los que no se les aplicó plenamente, por presiones del ejército, aunque sí amparó a ETA y al GRAPO. ¿Que ahora reclaman su amparo los franquistas que han denunciado a Garzón por prevaricación? ¡Pues a joderse! la ley es única e igual para todos y no admite excepciones. Quizás algún tonto del culo pida su derogación. Allá ellos, pero luego que no se lamenten si nos meten en otro jardín y termina en los tribunales lo del POUM de los 3 días de mayo, lo de Paracuellos, las sacas, las checas, los asesinatos de curas... Tampoco conviene olvidar que nadie como el PSOE (Felipe G.) toreó, se choteó y aprovechó del ego de Garzón hace años para luego dejarle compuesto y sin novio. Y ahí están ahora, callaos como putas (ZP salió en su defensa hace días pero alguien ha debido darle un toque y se ha vuelto muy respetuoso con la justicia y sus representantes. También la Pajín ha emitido algún regueldo al respecto pero esa no cuenta).
En fin: que más de uno tenemos un muerto en las cunetas, un abuelo condenado a muerte (y luego indultado) y una abuela a la que raparon y dieron a beber aceite de ricino en los años oscuros (es mi caso) pero, hoy por hoy, nos preocupa más el futuro de nuestros hijos y nietos que el paradero de los huesos de nuestros ancestros.
Perdón por la parrafada.

9 de abril de 2010, 10:13  
Blogger Víctor Manuel Fernández ha dicho...

Este país es así, ESPLÉNDIDO, este país es así, ESPLENDIDO... Qué publicidad más buena para calificar lo que es este país. De traca.

9 de abril de 2010, 13:51  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ni peor novela que la que gana un Premio Primavera.

9 de abril de 2010, 21:54  
Blogger Loren ha dicho...

Es verdad que al oír aquel dislate callaste de inmediato y me tocó a mí aguantar el chaparrón...

Un fuerte abrazo.

10 de abril de 2010, 19:51  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Nada que disculpar, querido Trancos. La parrafada es tan precisa como didáctica. Yo no lo habría dicho mejor.

Victor: ya lo dijo Marquina: "España y yo somos así, señora" :-)

No necesariamente, anónimo. En los premios hay de todo, como en botica. Y Primaveras muy bien merecidos. Por poner sólo un ejemplo, el Carta Blanca de Lorenzo Silva.

Loren: qué te voy a contar a ti, que estabas presente... Entraste al trapo a todo meter... ¡Ah!, la impulsiva juventud :-DDD

10 de abril de 2010, 20:42  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal