Mentiras completas y verdades a medias



martes, 30 de marzo de 2010

Nuevo número de Punto 38

«Hay quien dice que a París hay que viajar en primavera. Pues eso es lo que hacemos y a la capital francesa —y su presencia en el género negro— dedicamos el artículo con el que abrimos el número de marzo de .38.

Continuamos con dos relatos, dos, de Francisco Ortiz, y una entrevista a Alexis Ravelo.

En cuestión de reseñas, tiramos la casa por la venta y tenemos cinco, firmadas por José Ramón Gómez Cabezas, Javier Abasolo, Raúl Argemí, Rosa Ribas y Domingo Villar.

No faltan las novedades editoriales, los chivatazos, las perlas ensangrentadas, el cine —Pedro de Paz nos invita a ver una estupenda película, las palomitas se las tiene que pagar cada cual—, los matarratos…

Y terminamos como empezamos, viajando con la excusa de la literatura criminal —en concreto a una África más negra que nunca— y de la mano de Jesús Lens, un tipo al que resulta difícil ver más de dos meses seguidos en un mismo lugar.

Como siempre, todo por el módico precio de cero euros y en doble versión, archivo pdf y on line, que para gustos están los colores.
»

Tal y como anuncia la entradilla previa, ha salido un nuevo número de Punto 38, uno de los referentes imprescindibles —junto con Prótesis— de este país en cuanto a novela policíaca y género negrocriminal se refiere. Novedades literarias, noticias, relatos, colaboraciones, adelantos... Una maravilla de revista. Para esta última edición tuve el honor y el placer de ser invitado por su director, el gran Ricardo Bosque, a participar en una sección que ya iniciaron dos números atrás monstruos de la talla de Jesus Lens y Juan Ramón Biedma. Una sección en la que alguien cercano al género reseña y comenta alguna de sus películas favoritas. Del género, obviamente. Podéis echarle un vistazo al último número pinchando aquí o a todos los números publicados hasta ahora pinchando aquí. Espero que sea de vuestro agrado tanto la película escogida como la reseña al respecto.

Etiquetas: , , ,

2 comentarios:

Anonymous Andima ha dicho...

Coincido contigo, Pedro. Sospechosos habituales es una gran película. Es una película que hay que ver varias veces, pero que recompensa con creces el esfuerzo y tiempo invertidos. Y el personaje de Keyser Soze, que sobrevuela toda la narración, constituye una de esas evocaciones místicas, fascinantes, construida a base de material indirecto, como la Rebeca de Hitchcock o la Laura de Otto Preminger, que tiene la fuerza que sólo puede tener aquello que se muestra con la suficiente distancia para que sea la imaginación -adecuadamente estimulada y encauzada- la que llene casi todos los espacios que nos separan de ella.

A mí una de las cosas que más me impresiona de esta película es la ingeniería y la precisión de su guión, cómo consigue explicar las cosas tan bien a partir de un material tan dudoso. Es una pena que a Bryan Singer le entrara la flojera y no haya vuelto a levantar la cabeza desde entonces.

Abrazos.

30 de marzo de 2010, 15:30  
Blogger Antonio de Castro ha dicho...

No conocía esa revista; te lo agradezco, Pedro, ha sido todo un descubrimiento.

30 de marzo de 2010, 15:53  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal