Mentiras completas y verdades a medias



domingo, 11 de julio de 2010

Montero Glez


Lo conocí hace años a partir de una referencia de un amigo que había leído sus novelas. Lo primero que cayó en mis manos fue su Cuando la noche obliga y quedé absolutamente fascinado por la épica de sus palabras, por ese juego lírico que se te enreda entre los recovecos de la mente y las costuras del alma y te hace delirar como una perra en celo. Una prosa bronca, ruda, ausente de disfraces o alardes pero plena de vida, de belleza, de matices imposibles para alguien que no escriba con la pasión con la que él lo hace. Fue un auténtico descubrimiento. Comencé a visitar de forma asidua su página web donde mantenía —y sigue manteniendo— una peculiar relación con sus lectores, con sus admiradores e incluso con sus detractores. Recuerdo con placer y añoranza haber disfrutado mucho con su desaparecida sección El Rabiadero donde literalmente destrozaba a todo cabrón que se cruzaba en su camino —que no fueron pocos—. De ahí, de mis visitas a su página web, surgieron los primeros contactos. Y fue creciendo el respeto, me gusta pensar que mutuo. Y la constatación de los amigos comunes —el gran Miguel Baquero—. Y tuve el enorme privilegio de ejercer de presentador, conductor y contertulio en la puesta de largo en Madrid de Pólvora negra, premio Azorín 2008, su novela más completa y controvertida hasta el momento.

De aspecto flaco, duro, curtido y mirada torva, algo esquiva al primer asalto, su imagen de peligroso se viene abajo en cuanto tienes la fortuna de traspasar esa primera coraza, entrar en su terreno y disfrutar de la calidez de sus palabras y su presencia. De contemplarlo tal como es, sin dobleces, prejuicios ni medias tintas. Porque si hay una palabra que pueda definir a Montero Glez —tarea casi imposible—, esa es «auténtico». Montero es una rara avis. Un último mohicano en un mundo —el literario— donde la complacencia y la pleitesía, aún siendo moneda de uso común, es una divisa que el amigo Montero no trabaja. Y de ahí, quizá, provienen gran parte de sus males y la etiqueta de conflictivo tan arbitrariamente —o no. La arbitrariedad siempre depende del ojo de quien la denuncia— concedida. En cualquier caso, para bien o para mal, Montero Glez sólo es Montero Glez. Así. Como única etiqueta. Sin aditivos ni conservantes. Y esa quizá sea la razón por la que muchos lo apreciamos. Y respetamos.

Este mes, la revista Standdart publica una entrevista que le hace justicia. Una entrevista en la que, además de la habilidad del entrevistador, se reconoce sin lugar a dudas la casta del verdadero Montero Glez. Mi consejo es que no te la pierdas, máxime cuando puedes leerla online

Es un placer conocerte y compartir gustos y perspectivas contigo, Monterito. Nos vemos en el camino. Mientras tanto, sigue haciéndonos disfrutar con lo tuyo, con lo que tú sabes hacer como nadie. Con esa Pistola y Cuchillo próxima a publicarse y que algunos andamos ansiando desde hace ya un tiempo.

Etiquetas: , , , ,

17 comentarios:

Blogger Paco Gómez Escribano ha dicho...

Vaya tela, qué pedazo de entrevista. Sigo en la lejanía a Montero Glez., nunca he tenido el gusto de conocerle. Y transito por su blog siempre que hace una entrada nueva. Le admiro como tipo que no se calla, que dice lo que piensa y no se corta a la hora de dar rienda suelta a sus pensamientos. Por otra parte me fascina su personalidad, sus pintas y lo que sabe de Literatura y, efectivamente, pienso que le iría mejor como escritor si callara ciertas cosas, pero él pasa, de ahí mi admiración. Además cuando oí hablar de él por vez primera, me llamó la atención que fuera madrileño y que se hubiera ido a vivir al Sur, que es justamente lo que yo acababa de hacer también al irme a vivir a Algeciras. Leí "Pólvora Negra", y le reconozco el mérito y la originalidad, aunque no me divertí. Cosa que sí hizo "Manteca colorá", con la que no pude parar de leer hasta el final.
Un abrazo.

11 de julio de 2010, 17:41  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Paco, como novelista, las historias que cuenta Montero Glez te pueden llegar más o menos. Para gustos, los colores. Pero lo que resulta indiscutible es el mérito de su prosa y que es uno de los mejores narradores del panorama actual. Su lírica está a años luz de muchas de las cosas que se escriben actualmente, tan sólo alcanzada de refilón por algunos de los mejores textos de Carlos Salem. Y aparte de eso, es un gran tipo.

11 de julio de 2010, 19:09  
Blogger Antonio de Castro ha dicho...

"Sed de Champan" es una de las mejores novelas en espanol que he tenido la suerte de leer.

12 de julio de 2010, 2:32  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Fue patético aquel momento en que le dieron el Azorín y se puso con el puño en alto en plan autor "engagé". Es ridículo estar con el puño en alto con todos los políticos del PP y cuando en la otra mano llevas el trofeo del Premio Azorín (un premio dado de antemano y del grupo Planeta, que no son precisamente comunistas). Mucho puño en alto pero pasando por el aro.

14 de julio de 2010, 2:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Peor habría sido, que hiciera el símbolo de la cejita Zetapeta o que perdiera el culo por ser recibido en la zarzuela por la rana y el principito de las españas.

Montero está muy por encima de todas esas mierdas, y si levantó el puño es porque le salió de los cojones y el pecho al mismo tiempo.
Capullazo que Polvora Negra es un verdadero piropo a Mateo Morral, isigne ciudadano que se dejó la vida por querer librar a los españoles del nefasto alfonsito xIII. ¿Qué escritor actual
del régimen restauracionista del PPSOE reivindica al "terrorista" que perpetró el último magnicidio de nuestra historia ? !montero con un par y encima le premian y aplauden los politicastros de derechas y sus palanganeros empresarios! ¿alguien da más?

14 de julio de 2010, 11:48  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias, Pedro, escribes desde la amistad y eso me gusta, pues desde la amistad no se puede ser objetivo. Eres un sujeto curioso.
Por otra parte decir que mis novelas se defienden solas, no necesitan más y que el capullo del comentario del puño está jodido porque esa noche lo alcé en homenaje a los oprimidos; ya le hubiera gustado a él que se lo hubiera metido por el culo, una y otra vez, hasta dejárselo como una fresa.
Saludos. Montero Glez

14 de julio de 2010, 20:35  
Anonymous Child in time ha dicho...

CONCURSO DE RELATO CORTO. 500 LIBRAS DE PREMIO. OS LO ACONSEJO, NO HAY PREMIADOS DE ANTEMANO.




http://www.elcolectivolondres.com/cultural2.php?id=116


Abrazos, Pedro

14 de julio de 2010, 23:05  
Blogger Más claro, agua ha dicho...

De quitarse el sombrero. La entrevista y esta entrada.

Es una suerte contar con amigos como vosotros.

Salud!

;-)

14 de julio de 2010, 23:37  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿Y el cheque también se lo diste a los oprimidos?
Ya veo que hay una parte de mi comentario que no has desmentido, y es que ese premio está absolutamente dado de antemano.
Muy fácil ir de defensor de los oprimidos y luego irse con la pasta que te da una Diputación provinciana. Porque la pasta de ese premio sale de los impuestos de los trabajadores de este país.
Así que déjate de dar lecciones a nadie.
Y otra cosa, sé de muy buena fuente que los de Planeta te corrigieron bastante la novela, especialmente el lenguaje empleado en los diálogos. Había una diferencia entre la novela que presentaste al premio y la que finalmente se editó.
En eso también pasaste por el aro.

15 de julio de 2010, 3:42  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias, Pedro, por la entrevista, por el blog, por tus novelas y por todo. Grande Montero. Pistola y cuchillo!!!

15 de julio de 2010, 9:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El José

15 de julio de 2010, 9:02  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Joder con los tontainas:

Aquí el único que da lecciones eres tú pollo-pera.

¿Le das tu el sueldo a los oprimidos, o prefieres gastártelo con meretrices a las que oprimir? !!alma de cántaro!!!

Mejor que la pasta de la Diputación provinciana se la lleve Montero, que al menos la utiliza para escribir buenas obras, que no el Fabra castellonense, o el otro tonto del haba de alicante, o cualquier otro político ladrón, perdón por la redundancia, a los que tu votas. !Claro que tu preferirás los cuentos de Fabra a las novelas de Montero, sin duda, como todos los arribistas lameculos del poder político de turno!

No solo la pasta de ese premio tontín, todos los sueldos de ministriles, concejarrulos, alcaldejos y presidentontos sale de los impuestos, ya curres ya estés en paro, que del IVA se saca mucho más que del IRPF. El 18% de lo que pagas va a los bolsillos de muchos záganos que no valen ni para tomar por culo, y eso siendo honradillos, que si no se lo llevan los bigotes gurtelianos, los mataos baleares, la mafia del palau etc,etc.


Y en cuento a la "garganta profunda" que te informa, la buena fuente, dile que mejor le iría escuchar a San Juan de la Cruz por boca de Don Enrique Morente, en lugar de perder el tiempo en contarte tontás.

De todos modos, si es cierto, cualquier día el Montero saca la versión "sin corregir" para disfrute de los que disfrutamos de su escritura y no perdemos el tiempo con cotilleos de corre ve y dile de alpargateros lamentables de tu calaña.

16 de julio de 2010, 9:25  
Anonymous Fernando Cabana ha dicho...

Todo muy bonito, muy bien expresado y con un aire muy a lo bravo. Lo malo es que te olvidaste de firmar el comentario.

16 de julio de 2010, 23:44  
Anonymous corsario ha dicho...

Lo conozco por referencias, pero como no he leído ningún libro suyo no puedo opinar.

El gran mal de este país es opinar sobre cosas que se desconocen, o, de las que sólo se conoce una parte.

Si puedo leeré algo suyo a ver que me he perdido.

Un saludo,

17 de julio de 2010, 14:08  
Blogger jordi lobo ha dicho...

Tengo ganas de leer alguna novela de Montero, pero no hay nada en la biblioteca que frecuento. He leído alguna vez cosas por su blog y ahora está entrevista que usted, gracias, ha enlazado.
Y sí, me tomaría una copa con Montero, o dos, y no por esa visita al abismo que parece garantizarte, sino porque no parece un mono regocijándose con las migajas que le ofrece el mercado. Las recoge, sí, porque es la manera como caza su alimento. Otros hacen leyes o las incumplen. Él escribe.

21 de julio de 2010, 22:00  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Aquí Montero Glez para contestar a culofresa, aunque no necesite contestación pero es que hay veces que te lo ponen a huevo.
Culofresa, conozco tu tono de borracho resentido. Me gustaría, ya que sabes tanto, que me pusieras el nombre de la persona que te dijo que había tenido que cambiar diálogos, de lo contrario lo tomaré como infamia. Tal vez, en las tertulias antiliterarias que frecuentas por ver si sacas algo, tal vez, se hablase más de la cuenta. No sé, pero tu tono lo conozco, no te me escapas. La próxima vez que te vea, si no pones el nombre de la persona que te dijo tal infamia, tal vez, me lo puedas decir cara a cara, o culo en polla. En la mía.
Mira, homosexual, te has metido en un jardín donde no hay rosas. Lo único que hay es un nabo, que te espera erecto. A ver si dices quién te dijo esa infamia, valiente.

9 de agosto de 2010, 14:41  
Blogger Katrina Van Dassos ha dicho...

Ansiooooosa porque salga ya esa Pistola y cuchillo...

Gracias por el enlace a la entrevista.
Cracks!
Buen grupete forman usted, el señor Reig y el señor Montero Glez. Cuántos copazos me tomaría en su compañía.

10 de agosto de 2010, 0:15  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal