Mentiras completas y verdades a medias



jueves, 4 de marzo de 2010

Back to the house...: rock en estado puro. Génesis y evolución

En 1989, durante el rodaje de la película Roadhouse, —un típico blockbuster ochentero bastante deficiente en muchos aspectos salvo en el musical—, se cruzan los caminos de los músicos Tito Larriva y el guitarrista tristemente desaparecido Jeff Healey. Las bandas de ambos (The Cruzados y Jeff Healey Band) participan en el film como actores y como músicos —aunque el papel de Healey es bastante más extenso limitándose el de Larriva a poco menos que un cameo— . Ambos músicos congenian y a resultas de esa relación, Larriva le cede a Healey una canción, The house that love built, que el genial guitarrista ciego terminaría por incluir en su álbum Feel this (1992). Un grandioso y contundente tema de rock al que Jeff Healey le imprimió su sello más característico: un sonido de guitarras endiabladamente incendiarias.

[Lo lamento. No he encontrado ninguna versión enlazable del tema original]

Años más tarde, durante el rodaje de la película Desperado (1995), su director Robert Rodriguez invita a participar en la banda sonora del film a Tito & Tarántula, la re-re-re-refundada banda de Tito Larriva tras su paso por The Plugz y The Cruzados. Con el fin de incluirlo en la película, Larriva decide revisitar su antiguo tema. Lo reescribe y lo transforma. La inspiración de ambas versiones es idéntica —hay frases, versos y estribillos que prácticamente se repiten de manera literal—, pero su evolución musical y melódica lo convierte en algo muy diferente, más maduro, más profundo, más intimista, con más alma, acercándolo más a ese sonido fronterizo que Larriva cultiva con innegable maestría. El tema gana bastante con su evolución. Mucho. Y con él nace uno de los más grandes y más minusvalorados temas del rock de los últimos 20 años: Back to the house that love built


En el año 2004, Robert Rodriguez decide producir y lanzar Mexico and Mariachis, un disco recopilatorio con música inspirada e inspiradora de su trilogía El Mariachi. Para su inevitable inclusión en el disco, la canción Back to the house... conocerá una nueva versión acústica. Según palabras del propio Robert Rodriguez, durante un descanso en el rodaje de Desperado había escuchado a Larriva ensayar el tema con una guitarra acústica y el resultado le había resultado fascinante. Y esa fue la versión que quiso incluir en el recopilatorio. La canción sigue siendo una indudable joya, pero su interpretación pierde gran parte de su garra respecto a la versión original —particularmente en su estribillo—.


Una última curiosidad. Husmeando por esa extraordinaria biblioteca de Alejandría visual en la que ha terminado por convertirse Youtube me he encontrado con Bloosers, un ignoto grupo de origen checoslovaco que interpreta una más que digna y elogiable versión del tema, con unas guitarras casi tan potentes como la versión original. Disfrútenlo.

Etiquetas: , ,

2 comentarios:

Blogger Rubén ha dicho...

Por favor !!! Decir que "Roadhouse" es una peli deficiente... ¿Tú has visto el polvo del granero con Kelly Lynch en todo su esplendor? ¿Y a Sam Elliott comiéndose a todos en cuanto aparece en pantalla? Ainssss...

5 de marzo de 2010, 8:16  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Socio, tú es que eres muy nostálgico-revival. Eso sí, en lo de Sam Elliot, completamente de acuerdo. A mí siempre me gustó mucho más su personaje de "biker-bouncer-buscado por la policía-perro viejo-soy un puta resabiao" que el natillitas del Swayze. Ande va a parar.

5 de marzo de 2010, 9:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal