Mentiras completas y verdades a medias



viernes, 12 de septiembre de 2008

Nobles profesiones

Responde al nombre de Juan Salvador aunque para los amigos es Escarlatti y ejerce el noble oficio de librero. No dispensador de libros sino librero. Librero de cabecera. Su librería, Estudio en Escarlata, ubicada en Madrid, es junto con Negra y Criminal de Barcelona, propiedad de ese gran profesional y mejor persona llamado Paco Camarasa, los dos puntales de referencia en cuanto a novela de género en España. Escarlatti profesa un aire beatífico, entre bonachón y atolondrado, pero bajo esa engañosa fachada se esconde un autentico perro de presa capaz de localizarte los libros más inverosímiles que puedas imaginar. Entre los autores, se hace querer —por mucho que lo convirtamos a menudo en blanco de nuestras chanzas— hasta el punto de que Juan Ramón Biedma, en su excelente novela El imán y la Brújula, le reservó un puesto como personaje. Siempre dispuesto a echar una mano y colaborar en lo que haga falta, Escarlatti, además de recomendar con excelente criterio nuevas lecturas a sus clientes, organiza en su librería todo tipo de eventos, presentaciones, clubes de lectura y firmas, siempre con el loable propósito de ganar un duro —faltaría más— pero, sobre todo, con la intención de ayudar a promover y dar a conocer nuevas obras y nuevos autores, aquellos que aún no tenemos la fortuna de salir retratados en grandes carteles. Un excelente profesional ejercitando un oficio desde una posición que para nosotros, los autores, supone la última línea de ataque, la del contacto último con el lector. Y tan sólo por eso, merece nuestro afecto y nuestro respeto. Y una entrada como ésta.

Etiquetas: , , , ,

10 comentarios:

Anonymous rubensancheztrigos ha dicho...

Iba a poner en la anterior entrada que yo no pensaba esperar a la presentación del libro en Escarlata, pero que sí que iba a comprarlo allí... antes. Totalmente de acuerdo en todo, Pedro. Libreros como Juan son el último reducto que nos queda a quienes amamos no ya la literatura, sino los libros. No hay nada mejor que ser atendido por alguien que adora y entienden su trabajo.

P.D. Ya comentaremos Saldaña. Aún no he empezado.

13 de septiembre de 2008, 12:20  
Anonymous dafne ha dicho...

Nunca he ido a su librería, aunque me encantaría tenerla cerca.
Que alguien pueda ayudarte a encontrar un libro, que te hable de él, que te aconseje y comparta contigo algo más que una venta, no es fácil de conseguir. Y eso es lo que yo busco.
Gracias por decirlo, mi estimado Pedro.
Un abrazo.

14 de septiembre de 2008, 11:23  
Blogger Ángel Gasóleo ha dicho...

Lamentablemente, la sociedad en la que vivimos, por causas que serían complicadas de analizar, no valora la profesionalidad, ni la artesanía, ni el trabajo -como yo entiendo el trabajo- del hombre. Todo costes y beneficios, meros números que se escapan al tamaño del ser humano. Grandes superficies, megalomanías, masa... No sé. Está bien que alabemos lo pequeño, que para muchos es lo más grande.
Un saludo.

14 de septiembre de 2008, 12:01  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

En efecto, Rubén. Escarlattí está hecho de una pasta especial. Un último quijote en un mundo de molinos. Espero que disfrutes con la lectura de Saldaña.

No hay porqué darlas, querida Dafne. ¿Que mejor placer que compartir con los amigos las cosas buenas que uno conoce?

Así es, Ángel. No solemos dudar en denostar públicamente aquello que nos disgusta, ¿Por qué no ensalzar aquello que nos gusta y que lo merece de sobra, más tratándose de bienes tan escasos como es la profesionalidad bien entendida y el ánimo de colaborar con los demás?

Abrazos a todos,
Pedro de Paz

14 de septiembre de 2008, 17:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Conozco desde hace tiempo las versiones on-line de las dos librerías que comentas y ya en dicha versión las tengo como referencia para conocer lo último en género negro y policiaco.

Ojalá en Valencia tuvieramos alguna librería así.

Saludos.
Dragut.

17 de septiembre de 2008, 0:03  
Blogger Más claro, agua ha dicho...

Lo conseguiste, amigo Pedro: Saldaña le ganó la batalla al sueño. Si ha habido más gente como yo, seguro que hoy en la presentación del libro, aquello va a parecer un desfile de zombies, con sus ojeras golpeando en sus rodillas pero, eso sí, con una sonrisa enorme de satisfacción, de haber vivido una historia apasionante.

Enhorabuena!!! Y suerte en la puesta de largo!!!

;-)

17 de septiembre de 2008, 12:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Coincido con Dragut. Nos hace falta una buena librería especializada en el género.

Me acabo de enterar leyendo los comentarios, de que hoy es la presentación de tu libro. Sólo desearte que firmes tantos que te duela la mano, y se te pase enseguida el dolor.

Un abrazo,
Trasto.

17 de septiembre de 2008, 19:19  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Son como el último reducto de los galos de Asterix, Dragut. Lo "bueno" de esta escasez de profesionales es que nos hace apreciar aún más los pocos que tenemos.

Muchas gracias, D. Eduardo. No sabe cómo me alegra comprobar la excelente aceptación que está teniendo la novela en todo aquel que le pone la vista encima. Estoy recibiendo unos cuantos emails de gente anónima que decide escribirme después de haberlo leído y el contenido es para sonrojar al más pintado. La puesta de largo, estupenda. Con bastante presencia de medios. Ya contaré algo por aquí con más detalle. Probablemente mañana. Ahora vengo hecho polvo del ajetreo de hoy.

Gracias, Trasto. Firmar, hoy he firmado poco. Era una presentación a prensa y medios. En la presentacón al público supongo que firmaré alguno más. Espero.

Abrazos a todos,
Pedro de Paz

17 de septiembre de 2008, 21:27  
Anonymous child in time ha dicho...

Pedro, no he podido aguantarme. Hoy, de camino al gimnasio, me abordó mi librero con el "Documento Saldaña" en la mano. NO podía traicionarle y se lo he comprado. Por cierto, creo que te conoce. Creo que os ha presentado el editor de la novela de Miguel Baquero.

Ya la he empezado. Espero que para el miércoles 24 puedas firmármela en el Isadora. Salud, amigo, me alegro de la buena acojida.

17 de septiembre de 2008, 22:01  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Jajajajaja... Me ha hecho gracia, jodío. "Me abordó mi librero, me la ha ofrecido y no he podido resistirme". Suena a otro tipo de cuestiones más psicotrópicas.

Ahora mismo no ubico a tu librero, pero es posible que nos conozcamos. En cualquier caso, dale un abrazo de mi parte por su estupenda labor "corruptora" (Pscht, pscht... Tengo el Saldaña... Baratito, del bueno... Sólo tres talegos)

Abrazos.

17 de septiembre de 2008, 22:25  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal