Mentiras completas y verdades a medias



miércoles, 9 de septiembre de 2009

Ladrones de gallinas

Anoche se celebró en el BUKOWSKI CLUB un recital de narrativa llevado a cabo por la banda mafioso-literaria conocida como Ladrones de gallinas, a la cual fui invitado como cuatrero de honor y aspirante a componente. Dicen que aprobé con nota y que ahora, de cara a futuros golpes, soy miembro de pleno derecho de este descastado lumpen. Como acredita la imagen adjunta, la asistencia fue bastante numerosa para tratarse de un martes a las diez de la noche —gracias a todos por el esfuerzo— y tuve la gran fortuna de encontrarme con un montón de compañeros de letras, de caras amigas a las que hacía tiempo que no echaba la vista encima y que me apetecía mucho revisitar: el inigualable Miguel Baquero —un auténtico artista del relato, el rey de los detalles minúsculos—; el gran —literalmente— Jorge Díaz, autor de esa joya titulada Los números del elefante; la pizpirieta Marta «UB», el entrañable Antonio Rómar, el trío maravillas que compone el staff editorial de Salto de PáginaDaniel, Pablo y José: fue un placer saludaros—... Un montón de buena gente. Lo dicho. La velada, magnífica. Y la calidad de las piezas narradas, increíble. Las de Daniel Herrera, Gonzalo Torrente, José Rafael Rodríguez, Luis Boullosa... Todas. Sin excepción. Aunque si se me permite hacer hincapié en alguna en concreto, la de Carlos Salem, titulada Yo lloré con Terminator 2 y protagonizada por Poe, uno de sus personajes recurrentes, me pareció magistral. El humor surrealista del más genuino Salem en estado puro.

Sea cuando sea, acudid a la próxima convocatoria, que la habrá. No os hacéis una idea de lo que os estáis perdiendo.

Etiquetas: , , , ,

6 comentarios:

Anonymous Child in time ha dicho...

Supongo que te ya sabrás que estuve malo en la cama. Me lo perdí, pero te juro que a la siguiente, si libro, no me la pierdo.

9 de septiembre de 2009, 10:11  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ya sabía yo que Child había estado en cama... no era así como me lo imaginaba, pero si estuvo malito, mejor que se cuide y se deje cuidar.

De Carlos Salem leí un relato este verano, creo que en "El País", sobre una mujer que sufría malos tratos y... me gustó muchísimo!!! Vaya caña escribiendo! Creo que voy a buscar algo suyo para empaparme más.

Si vas por centro europa, Pedro, tu avisa, vale??? Me voy p'allá a ver mundo enamorada de la vida y del amor...jejeje!! ;o)
Besotes!

Grácias por la croniquilla!

EVITA DINAMITA

9 de septiembre de 2009, 10:44  
Blogger Rubén ha dicho...

Uhmmmm, no sé... Yo veo más gente atendiendo a la barra que a los ladrones...

9 de septiembre de 2009, 11:05  
Anonymous Child in time ha dicho...

NO hay mayor ladrón que el camarero. Mira que cobrar porque dar de beber a los demás.


Evita: Te recomiendo "Matar y guardar la ropa" del Salem. Es una novela cojonuda. Yo ya he pedido la última al librero de mi barrio "Pero sigo siendo el rey"

9 de septiembre de 2009, 22:26  
Blogger Miguel Baquero ha dicho...

Se te ha olvidado decir lo de la puntualidad británica...

11 de septiembre de 2009, 20:04  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Ya me enteré, Child. Se te echó de menos. Cuento contigo para la próxima.

Evita, Carlos Salem es un autor que merece muy mucho la pena. Acabo de regresar de Centroeuropa. O casi. En breve, crónica en este blog.

Rubén, cierto. Pero, de cuando en cuando, hasta nos hacían algo de caso.

Miguel, estooo... ejem... bueno... Corramos un tupido velo. :-)

Abrazos,
Pedro de Paz

14 de septiembre de 2009, 12:33  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal