Mentiras completas y verdades a medias



sábado, 27 de septiembre de 2008

Jornadas «literarias»

Ayer noche se celebró la primera de las jornadas literarias auspiciadas por el foro Ábrete libro, punto de encuentro en la red —y prácticamente de referencia— de un nutrido grupo de ávidos lectores y al que, dada su repercusión, se acercan y participan numerosos autores dispuestos a compartir experiencias acerca de sus obras. El afamado contacto con los lectores, asunto realmente imprescindible para recibir de cuando en cuando un baño de humildad, tan necesario en muchas ocasiones. El evento tuvo lugar en la terraza de La Casa Encendida, un encantador lugar con una de las mejores vistas de Madrid. El acto, organizado con eficiencia prusiana, concedió la oportunidad de reunir a un grupo de gente que, día tras día, intercambia opiniones y criterios sobre diversas lecturas, pero que muy de tarde en tarde tienen ocasión de verse en persona. Un servidor estuvo entre ellos gracias a la cortesía de sus organizadores y al fin pude poner rostro a un montón de nombres y apodos familiares a los que había tenido oportunidad de ver desentrañar con precisión quirúrgica y razonado criterio los vericuetos de muchas novelas: Giove, Takeo, Artemisia, Lucía, Arwen, Garabis, Julia... También pude saludar a Jorge Magano, autor de esa delirante joya titulada La Isis Dorada, conocer a Maite, editora de Maeva, y a ese tipo genial llamado Eduardo Melón, agente literario, y departir al fin como Dios manda —tras muchas ocasiones fallidas y eternamente pospuestas— con ese loco maravilloso llamado Jerónimo Tristante, «mi hermano Jero», autor de una saga de novelas que terminará por convertirse en un clásico —al tiempo—. La velada resultó una delicia y el ambiente, cálido e idóneo para confidencias, chascarrillos y risas. Terminado el acto y aún con ganas de juerga, nos dirigimos a un bar cercano para continuar la charla y la farra. Imaginen la cara del camarero cuando vio el local okupado por una horda compuesta por unas treinta personas. En la barra y sin premeditación alguna, logramos reunir un tandem peculiar: Tristante, Eduardo Melón, el entrañable Giove y el que suscribe. Y aquello fue el acabose. Hablamos de lo divino y lo humano, mancillamos autores y libros, brindamos y blasfemamos a partes iguales, conspiramos e hicimos planes de futuro. Y bebimos. Vaya si bebimos. Hasta el agua de los floreros. Cuando terminaron por echarnos del bar, Eduardo Melón nos condujo a un garito cercano en Lavapiés donde poder rematar la faena —por cierto, creo que el último whisky no lo pagué. Lo siento, chicos. Puro despiste sin maldad. Lo juro. Si alguien lo abonó, que me lo diga, que le debo uno—. Y en torno a las dos de la mañana, feliz como una perdiz y un poco borroso, regresé a casa tremendamente satisfecho por no haber desperdiciado una oportunidad como la brindada esa noche. Las jornadas se prolongaban a lo largo de este fin de semana, pero, por desgracia, no he podido acompañarles debido a compromisos previos. Una autentica putada puesto que me hubiese encantado continuar la juerga con esa jauría maravillosa. Habrá otras ocasiones. Estoy seguro de ello.

Gracias, Ábrete libro. Por momentos como los de anoche son por los que a veces merece la pena dedicarse a lo que uno se dedica.

Etiquetas: , , ,

10 comentarios:

Blogger Rubén ha dicho...

Muy mal señor de Paz: la copa de vino se coge como lo hace el señor que tiene usted a su derecha... Ay querido, cuanto le queda por aprender en la vida ;-DDDDD

28 de septiembre de 2008, 19:41  
Blogger Vicente ha dicho...

Querido amigo Pedro, la foto es tuya y el placer mío por haber tenido la oportunidad de conocerte, saludarte, charlar un buen rato y comaprtir ese momento inigualable con Eduardo, contigo y Jerónomo Tristante que esa foto hará que perdure en nuestros recuerdos.
Las Jornadas un éxito total, tanto las mesas redodnas como llas comidas, cenas y juergas posteriores con un montón d elibros que todos nos hemos llevado, algunos firmados por sus autores.
Un saludo, Pedro
Takeo

28 de septiembre de 2008, 20:11  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Yo es que soy de barrio, querido Rubén. Y, por supuesto, me niego a esa mariconada de alzar el meñique al tiempo que la copa, socio :-DDDD

Gracias, amigo Takeo. Lo cierto es que fue una velada entrañable en la que el disponer de la oportunidad de conocer y conversar con gente tan afín como vosotros resultó un autentico lujo. El placer fue mío, te lo aseguro.

Abrazos,
Pedro de Paz

28 de septiembre de 2008, 20:36  
Blogger Gi0vE ha dicho...

Que sepa usted, señor de Paz que el placer fue mutuo.

Entrar en Atocha cerrando la última página del Documento Saldaña era sólo un presagio de que lo mejor estaba por llegar.

Como bien has dicho, el vínculo está creado y espero que pronto volvamos a vernos por mi tierra.

Un abrazo.

28 de septiembre de 2008, 22:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un placer conocerte señor de Paz y seguro que en breve será un placer leerte.

¡Las jornadas maravillosas! Da gusto poder departir en tan buen ambiente autores/lectores.

Arwen

28 de septiembre de 2008, 23:17  
Blogger José Angel Muriel ha dicho...

Pedro, qué rabia haber estado tan cerca y no haber podido conocernos personalmente. Había tanta gente a la que saludar que no me di cuenta de que estabas también allí. Pero qué bien lo pasamos.

29 de septiembre de 2008, 10:30  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

No se preocupe, querido Gi0vE. No se me ha olvidado la propuesta de esas maravillosas jornadas culturales malagueñas que quedaron apalabradas. Sabe que quedo a su disposición.

El placer fue mio, Arwen, te lo aseguro. Estar rodeado de tanta belleza no puede ser otra cosa sino un placer.

Lo sé, Jangel. Pero ya viste como estaba el patio. Apenas se daba abasto a saludar a los conocidos. En fin. A la próxima será.

Abrazos,
Pedro de Paz

30 de septiembre de 2008, 9:30  
Anonymous Felicity ha dicho...

Pedro que pena que sólo hayamos coincidido unos minutos pero espero poder hablar contigo más extensamente y tener el placer de leer y comentar esta última novela contigo
Te informaremos de todo lo que se vaya creando en ¡Abrete Libro! que otra cosa no... pero encuentros en Madrid ¡los que tu quieras!
Saludos
FELICITY

30 de septiembre de 2008, 11:58  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Una autentica pena, Felicity. Pero no lo dudes: habrá más oportunidades.

Saludos,
Pedro de Paz

3 de octubre de 2008, 11:30  
Anonymous Sr. Melón ha dicho...

Sr. de Paz, aquí el Sr. Melón. Un placer departir con usted de lo divino, humano, literario y nocturno.

Un abrazo.

21 de octubre de 2008, 19:46  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal