Mentiras completas y verdades a medias



jueves, 10 de julio de 2008

Pero, ¿de qué demonios están hablando?



Nos toman por tontos. Seguro. Estoy convencido de ello. Y realmente no sé que me molesta más: si que el gobierno se rodee de analistas incapaces o de mentirosos compulsivos. Llevan meses jugando al gato y al ratón con nosotros, vacilándonos con el tema de la crisis, desaceleración, estancamiento o como diablos lo quieran eufemizar. Aún así, desde el gobierno tienen la desvergüenza de hablar de «ralentización» cuando, para el ciudadano de a pie, la crítica situación lleva gestándose más de seis años, concretamente desde que entramos en la zona euro; cuando el IPC REAL en los últimos cinco años acumula un incremento en torno al 68% (mientras que los números oficiales cifran dicho incremento alrededor de un 12%); cuándo el euribor, índice por el que se rigen el 90% de los créditos hipotecarios de este país, ha conocido dos años consecutivos de constantes e imparables subidas; cuando la pérdida del poder adquisitivo de las familias lleva varios años resistiendo el embate de un socavamiento progresivo pero imparable, ¿nos hablan de «turbulencias incipientes» y de «desaceleración»?

A base de eufemismos y de cogérnosla con papel de fumar, el día que mi banco se quede con mi casa por no poder pagar la hipoteca, no será «embargo». No señor. Según el gobierno, será «reubicación de dirección postal». Como si lo viera.

Etiquetas: , ,

2 comentarios:

Blogger miguel baquero ha dicho...

El eufemismo se está convirtiendo en el síndrome de nuestros tiempos. Y cuando creíamos que había llegado a su límite, con las soluciones habitacionales, por ejemplo, nos damos cuenta de que no, de que puede seguir progresando hasta el infinito, en una espiral creciente de estupidez... y cinismo.
Yo creo que en estos días Zapatero se está desgastando a marchas forzadas no por su mayor o menor incompetencia; lo que a la gente está comenzando a hacérsele insufrible es su horterez

11 de julio de 2008, 0:00  
Anonymous child in time ha dicho...

Qué bueno, Pedro, ayer me llegó un correo de no sé quién que llevaba como adjunto un artículo periodístico sobre el Rodrigo Saldaña. Tengo unas ganas horribles de leer tu novela. La cosa ha empezado de manera misteriosa, me gusta. Si esto es estrategia tuya te felicito, cabrón. Como miembro que eres de la Trinchera Cósmica habrá que reunir al grupo de apoyo en "Estudio en Escarlata".

Estaré un par de semanas sin ir a la tertulia. No llores por el mechero que se queda tan protegido como el legado de Saldaña.

13 de julio de 2008, 22:31  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal