Mentiras completas y verdades a medias



domingo, 14 de junio de 2009

Ya iba tocando

El calor que hizo ayer en Madrid resultó determinante. No podía vivir más con esas greñas. Y hete aquí el resultado de la radical decisión tomada.

Anoche estuve de cena con la gente del foro literario Abretelibro y con Jerónimo Tristante. Qué buena gente la del foro y qué gran tipo el helmano Tristante. Mira que me cae bien el jodío. El muy cabrón me adelantó una breve sinopsis de la novela que anda montando y me dejó con la miel en los labios. Tiene una pinta estupenda. Será un éxito, como todo lo que sale de sus manos. Por la tarde, estuve paseando por la Feria del Libro con Cristina Salama y Ángel López Soto. Tuve ocasión de saludar y cambiar impresiones con gente estupenda como Marta Rivera de la Cruz, Ignacio del Valle, Fernando Marías, Alejandro M. Gallo o Alfonso Mateo Sagasta y conocí a nuevos amigos como Eva Roy —un cielo de mujer— y los que resultaron ser la gran y más grata sorpresa del día: Sergio Vera, un lector de Cuenca, y José Ángel, su padre, personas encantadoras donde las haya. Sergio, voraz lector de novelas, cuenta con una dificultad añadida: es ciego. Su padre le escanea pacientemente toda novela que cae en sus manos y él las «lee» con ayuda de un ordenador. Si eso no es afán de superación, que venga Dios y lo vea. Quedamos en encontrarnos en la Semana Negra de Gijón a la que tienen previsto asistir. Será para mí un auténtico placer tener ocasión de volver a saludarlos y firmarles esos ejemplares que han quedado pendientes.

Etiquetas: , , ,

8 comentarios:

Blogger Ella ha dicho...

Míralo qué cara de bueno tiene ;-P
Estás muy guapo, sí señor.
Me ha dejado impresionada la historia de Sergio. El ser humano con paciencia y determinación es capaz de grandes cosas.
Beso.

15 de junio de 2009, 4:18  
Anonymous Trancos ha dicho...

La historia de Sergio me recuerda al tío de un amigo mío, que también era ciego y también un lector empedernido. Mi amigo y yo nos sacábamos una pasta leyéndole a su tío en nuestros ratos libres (una propinilla cada vez, no os vayáis a creer que soy un aprovechado. Además, el tío de mi amigo era ciego pero no pobre). Lo peor era que el tío tenía unos gustos lectores un tanto áridos para un adolescente: historia, Filosofía y Derecho fundamentalmente (si le hubiera gustado la novela, seguramente no le habríamos cobrado xD)

15 de junio de 2009, 12:56  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

No tengo cara de bueno, Ella. SOY bueno. :-D Gracias por el piropo. Y sí, lo de Sergio es digno de aplauso y encomio.

Trancos, no me imagino peor experiencia que declamar el Aranzadi a grandes voces. Dura infancia, pardiéz. X'-D

Abrazos,
Pedro

15 de junio de 2009, 19:59  
Anonymous g.l.r. ha dicho...

Muu guapo, si seño.
Es asombrosa la fuerza que tienen algunos para sobreponerse a los problemas, y no me imagino el orgullo que uno debe sentir al saberse leído por lectores tan ejemplares.
Enhorabuena, y vaya desde aquí mi admiración por Sergio y José Ángel.
Un abrazo.

16 de junio de 2009, 1:51  
Anonymous Child in time ha dicho...

Joder, pues sí que te afectan los calores, Pedro, mira que ponerte una camiseta rosa...

17 de junio de 2009, 1:53  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Ciertamente, GLR, es un autentico orgullo.

Ej que estos calores me frien la sesera, querido Child. :-DDD

Abrazos,
Pedro

17 de junio de 2009, 21:29  
Blogger Samantha Keyela ha dicho...

Buen corte de pelo; te queda muy bien y la foto es estupenda; yo le recortaría la mitad inferior, redimensionaría y la usaría para dar a los periodistas o editoriales cuando me pidieran alguna (perdona la vaguedad, es que no sé cómo va eso)
Besazos

18 de junio de 2009, 21:17  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Usted, que me mira con buenos ojos, Doña Samantha. Tomo nota de su sugerencia.

Besos,
Pedro de Paz

20 de junio de 2009, 12:51  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal