Mentiras completas y verdades a medias



miércoles, 10 de junio de 2009

Estamos rodeados. De estulticia.

«Un informe de Bibiana Aído, tema de selectividad en Cataluña» (Onda Cero, 10/10/2009).

Mira que el idioma castellano es bello, culturalmente profundo y ancestralmente reputado; mira que existen figuras de las artes, las ciencias y las letras que, a lo largo de su historia, lo han honrado y enriquecido hasta la saciedad, de Cervantes a Delibes, de Quevedo a Paco Umbral; mira que difícilmente podría concebirse la historia universal sin tener en cuenta la relevancia de nuestro idioma y su difusión más allá de las fronteras del país que lo vio nacer...

...Y lo mejor que se les ocurre a las lumbreras que diseñan las pruebas del P.A.U. (antigua Selectividad) es incluir en las mismas un comentario de texto extraído de un vacuo informe redactado por Bibiana Aído, esa prócer de las letras castellanas cuyas máximas aportaciones a la cultura española han sido el alumbramiento por partenogénesis del término «miembra» y la popularización de esa divisa del buenrrollismo que alberga la expresión «ponerse tetas». Y no contentos con ello, el texto, además, contiene errores gramaticales, concretamente un error de concordancia. En un examen de Selectividad.

Y luego nos quejamos del nivel de las nuevas generaciones, las que se supone que histórica, social y culturalmente están destinadas a relevar a las existentes. Cada día se me hace más cierto y más próximo el viejo chiste de «subraya la palabra PATATA».

Estoy por nacionalizarme andorrano.

Etiquetas: ,

13 comentarios:

Anonymous Trancos ha dicho...

Doña Bibi es un ejemplo y un estímulo para los miembros y miembras más jóvenes y jóvenas de nuestra sociedad: ¡¡¡todos y todas podemos ser ministros y ministras de igualdad (o de libertad, o de fraternidad)!!! ¡¡¡Y es mentira que para ello tengamos que estudiar, esforzarnos o ser personas cultas e inteligentes, faltaría más!!! (eso no sería democrático ni igualitario: los tontos/as y los estultos/as también tienen dereshos/shas, oiga) ¡Asin que no me te metas con eya, oye! exD

Saludos y salud, PdP.

10 de junio de 2009, 13:31  
Anonymous g.l.r. ha dicho...

Es que el nivel es subterráneo, Pedro, y éstos cada día excavan más. El chiste, además de cojonudo, es una verdad como una casa.

Un abrazo.

P.S.- El texto hablaría, al menos, de "finstros", miembras y demás ¿no?

11 de junio de 2009, 0:52  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Ya te digo, querido Trancos. La Aído es el vivo ejemplo de lo que comporta el afan de superación: si ella ha podido llegar hasta donde lo ha hecho, ¿por qué tú no?

Subterraneo, GLR, auténticamente subterraneo. Yo cada día estoy más horrorizado, de verdad.

Abrazos,
Pedro de Paz

12 de junio de 2009, 8:40  
Blogger Miguel Baquero ha dicho...

Lo leí y no me lo podía creer, pero sí ¡es cierto! Pero quizás más grave que la estulticia sea el pelotilleo hacia los poderosos, hacia los gobernantes, la sumisión que crece...

13 de junio de 2009, 1:12  
Anonymous Trancos ha dicho...

No creo que sea pelotilleo. A mí me suena más bien a jugada sibilina de algún miembro del tripartino para desprestigiar a la lengua imperialista y centralista, patrimonio común de mucha gente, del que quieren privar, ellos sabrán por qué, a los ciudadanos catalanes. Me gustaría saber qué texto han puesto, para comentar, en la noble y sublime “lengua catalana”. Aceptaré lo de “peloteo” si me decís que es un texto de YussepLluisss (Karoll Rubira) o asimilados. Los caminos de la normalización son inescrutables: comentar las paridas de Doña Bibi, u obligar a los niños a hablar en los recreos la lengua de Roger de Flor (que, para mí, es un abuso de autoridad equiparable a que quisieran obligar a los adultos a expresarse en determinada lengua –sea la que sea- en los bares. El recreo, cuando yo era niño, era un espacio de libertad en el que los adultos no intervenían salvo para evitar agresiones).
Pensando, pensando (“piensa mal y acertarás”) he llegado a la conclusión de que no es cuestión de estulticia, sino de mala fe (las pruebas de selectividad no las elabora el Ministerio de Educación sino las universidades)
Salud y saludos.

14 de junio de 2009, 15:41  
Blogger Ella ha dicho...

No tenía ni idea, y me estoy partiendo de risa. ¿Es lícito eso? Por cierto, tampoco conocía el chiste de la patata, me ha encantado, jajajjaja. Yo no sé si hacerme gibraltareña...
Besooo

15 de junio de 2009, 4:22  
Blogger Samantha Keyela ha dicho...

Mis amiguetes profes de instituto estaban el sábado pasado que trinaban comentando ésto. Todos son catalanes, catalanistas, catalanoparlantes y admiradores de la lengua castellana.
Trancos, si no recuerdo mal, el texto para la prueba de lengua catalana era el poema "Bèlgica" de Josep Carner, que los profes consideraron durillo para las cortas entendederas de nuestros futuros epsilons.Por si tienes curiosidad, aquí podrás leerlo en VO :
http://perso.wanadoo.es/lipmic/Poecat/carner.htm#B%C3%A8lgica

y aquí en su traducción al castellano:
http://www.poemasde.net/belgica-josep-carner/

Debéis comprender que si hubieran puesto un texto más complicado en castellano, el suspenso masivo hubiese dado motivos a El Mundo et altri para seguir diciendo que aquí no nos dejan hablar castellano y tampoco nos lo enseñan. En cambio, un cateo masivo en catalán ¡tranquilizará a tantos patriotas españoles!

18 de junio de 2009, 20:57  
Blogger Samantha Keyela ha dicho...

Ahm...Trancos, la lengua de Roger de Flor no era la catalana (nació en Brindisi de padre alemán y madre nosecuantos, pero no catalana).Claro que en aquella época la gente culta hablaba sin reparos patrióticos varias lenguas, y más si eran mercenarios y viajeros como él.Pero dejándote un ejemplo más "noble", creo que el Marqués de Santillana -libre de sospechas catalanófilas- comprendia -y no sé si hasta hablaba-el catalán o el provenzal. Y hasta Don José María de Pereda, leía a Narcís Oller en VO y tuvo con él un fecundo y amistoso intercambio epistolar.
Antes no se andaban con tantas polleces como ahora. Y que sepas que en el recreo los chavales hablan lo que les sale de los mismísimos, joder, que llegáis a ser crédulos, unos con la lengua y otros con las putas peonadas...
Salud y saludos

18 de junio de 2009, 21:06  
Anonymous Trancos ha dicho...

Tienes razón, Sibila: poner como ejemplo de catalanoparlantes a cualquiera de los dos Roger es como ponerlo, de castellanoparlantes, a Enrique de Lorena o a Raimundo de Borgoña. Lo siento y lo retiro.
No me extraña el cabreo de tus amigos: sean lo que sean y piensen lo que piensen, seguro que si fueran “estultos” no serían amigos tuyos >:) (ya nos vamos conociendo)
Creo que los del tripartito deberían tener más miedo, a largo plazo, a ofender a la poca inteligencia que va quedando (en el país o en el país de países o en el mundo mundial) que a cabrear a los de “El Mundo” a corto (Los del Mundo siempre encontrarán una excusa para cabrearse según con quien).
Me cuesta menos perdonar “la mala fe” (es congénita: todos llevamos dentro un “hijoputa” y poco podemos hacer contra los genes) que la “estulticia” (es adquirida, por acción u omisión)
Me he informado un poco más, y la cosa no me parece tan terrible: al fin y al cabo los chiquitos podían elegir entre Dª Bibi y Ana María Moix (no hay color)
http://www.adn.es/local/lleida/20090609/NWS-1179-Bibiana-Carner-Josep-Aido-selectividad.html
Lo de los recreos es por esto
http://img10.imageshack.us/img10/831/cartelcatalan635.jpg
Me alegraría saber que es excepcional, aunque tengo también amigos en la enseñanza en Cataluña (catalanes, catalanistas, charnegos, españolistas y pasotas del asunto) que me dicen que a los alumnos se “les insta encarecidamente a comunicarse en catalán en todos los ámbitos” . “¡Ojalá fueran capaces –los alumnos- de decir algo interesante! ¡Aunque fuera en arameo!” me dijo uno de mis amigos pasotas que lleva media vida trabajando en Santa Coloma.
Salud y saludos, Sam.

19 de junio de 2009, 10:38  
Blogger Samantha Keyela ha dicho...

Montaraz, como el sistema aquí es de "inmersión", en clase la chavalería tiene o tendría que contestar en catalán en clase, aunque como te habrán explicado tus compañeros profes y me explican los míos, contestan en lo que pueden y ya es bastante. Respecto a la consigna de la foto,no dudo de su triste existencia en algún centro, pero para nuestra suerte los profes no están para tantas tonterías. Sobre el catalán en los patios, como lengua de cohesión entre chiquitos de muy diferentes lenguas maternas está bien, lo mismo que está bien el castellano; lo que pasa es que aquí -salvo los sudamericanos- la primera lengua no materna que aprenden los niños y que les permite comunicarse con los demás es el catalán: si se les recuerda que lo hablen entre todos es a menudo para que no se limiten a tratarse con los niños de su misma procedencia. De todos modos, donde la mayoría lingüística es castellanoparlante-Barcelona y primera y segunda corona metropolitanas- por mucha inmersión que haya, se impone el sentido común infantil y la lengua de juego es el castellano de barriada.
Lo que efectivamente jode es el fanatismo político y esas estúpidas consignas que transmiten a los profes; igual que las quejas de Pujol ahora con que los Mossos se dirigen a la gente primero en castellano: pues normal, porque cuando uno está en tensión lo que le sale es la lengua materna. Vamos, yo soy bilingüe social, pero los santos los bajo del cielo en castellano, y las cucamonas también las hago en castellano; y eso nop lo cambia ni la Verge de Montserrat.

Salud y saludos

19 de junio de 2009, 16:31  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Interesantísimo intercambio de impresiones, pardiez. :-)

Abrazos,
Pedro de Paz

20 de junio de 2009, 12:50  
Anonymous Trancos ha dicho...

¡Uy! Perdone usted el abuso, Don PdP. Por un momento olvidé que estábamos en su casa ;-)
Me gustaría, lo juro, hablar todas las lenguas de los ángeles y de los hombres (o al menos entenderlas). Procuro siempre, lo juro, cuando voy a algún sitio donde se habla otra lengua, aprender al menos algunas expresiones básicas de esa lengua (saludar, despedirme y dar las gracias) Pero ojalá nunca mais a nadie vuelvan a conminarnos perentoriamente, nunca ni en ningún sitio y menos en nuestra casa, a "hablar en cristiano" ni a amenazarnos con "tú no vas a aprobar Lengua conmigo mientras no erradiques esa palurda jerga de gañán" (por aquí lo llamamos "castúo" y ya no nos avergüenza usarlo),como me decía a mí un profe en un colegio de curas en los 60 (aunque algunos no se lo crean, la represión franquista llegó a todos, y no sólo a ellos).
Salud y saludos, don PdP.

21 de junio de 2009, 13:57  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Nada que disculpar, querido Trancos. Un auténtico placer. Están ustedes en su casa. Si quieren un whiskito y unas almendritas, no tienen ustedes más que pedirlo. :-)

Abrazos,
Pedro de Paz

21 de junio de 2009, 14:03  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal