Mentiras completas y verdades a medias



jueves, 18 de diciembre de 2008

Nuestros banqueros no son de este mundo

Leo en la prensa:

«El Gobierno ha utilizado un Real Decreto de prevención del fraude fiscal para rebajar la fiscalidad de los grandes accionistas de los bancos, los miembros de sus cúpulas, sus altos ejecutivos y toda su familia incluyendo tíos y sobrinos. Dicha fiscalidad se reducirá de un 43% a un 18%».

Es decir que, según la actual ley fiscal vigente en este país y al margen de fraudes manifiestos, todo español (deportista, abogado, médico, escritor, músico o tornero fresador) que percibiere rentas por encima de un determinado importe —los famosos gravámenes y coeficientes— estará obligado a entregar a la Hacienda pública un 43% de sus ingresos. Hacienda somos todos. Y todos somos iguales aunque uno seamos más iguales que otros. La cuestión es que, hasta ahora, era así también para los banqueros. A partir de ahora, no. Por decreto ley propugnado y aprobado por un gobierno que se dice socialista y obrero. Con dos cojones.

Al parecer, nuestros banqueros no son de este mundo, O al menos, no son españoles. En cuanto a fiscalidad se refiere.

Estamos hablando de un sector que entre ayudas estatales e inyecciones de liquidez ha recibido o está en trámite de recibir 250.000 millones de euros. Y que, a pesar de ello y con la que está cayendo, siguen publicando sus balances trimestrales, no con pérdidas, sino con obscenos porcentajes de beneficios.

No, es evidente: los banqueros de este país no son de este mundo. Ni los políticos tampoco. Son de otro al que deploraría pertenecer.

PS.- Y encima el escritor Francisco Casavella, último premio Nadal, va y se muere. Mierda.

Etiquetas: , , ,

6 comentarios:

Anonymous Pablo ha dicho...

Viva la izquierda, di que sí. Y lo más gracioso es que hay muchos votantes de este partido que llaman fachas a los del otro. ¿Te imaginas a un falangista llamando facha a un requeté? Pues eso.
Un saludo.

PD: Fantástica la foto de Bettie Page del post anterior.

18 de diciembre de 2008, 14:59  
Blogger el pasado que me espera ha dicho...

Y encima con efecto retroactivo...Cada vez se privilegia más a la casta de los intocables o sea los banqueros. No te extrañe que pronto se herede el título de banquero y pase a ser directamente un título nobiliario.
Asco de mundo, tú.

18 de diciembre de 2008, 19:24  
Blogger Miguel Baquero ha dicho...

Un Premio Nadal como eran antes los Premios Nadal. Al Casavella me refiero. A los banqueros, ojalá caigan todos en manos del Murdoff ese o como se diga.

18 de diciembre de 2008, 23:24  
Blogger Miguel Baquero ha dicho...

Vuelvo a pasar por aquí y vuelvo a quedarme alucinado con la noticia, sobre todo con de los familiares de los banqueros, incluidos tíos y sobrinos a los que se exime de pagar casi un tercio de lo que pagaban a Hacienda. ¿Pero qué categoría es eso de tío de banquero? Y lo del efecto retroactivo. Esto está pensando para el que ha evadido impuestos.

19 de diciembre de 2008, 19:46  
Blogger Samantha Keyela ha dicho...

Ojalá no fueran de este mundo; al menos todo lo que tendríamos que hacerles sería ir a ponerles flores cada 1 de noviembre (por aquello de ver que seguían allí mayormente)

Y de lo de Casavella, es lástima que mucho peores escritores (y personas) hayan llegado a vivir y a disfrutar casi el doble de lo que él lo hizo.
Saludos

20 de diciembre de 2008, 21:48  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

Pablo, lo de la politica de este país no hay quien lo entienda. Y cada día que pasa, menos aún.

No me extrañaría en absoluto, Pasado. Muy acertada su valoración. Lo de banquero hace tiempo que dejó de ser una profesión para convertirse en una casta.

Lo que dice Pasado, Miguel. Hemos retornado a un sistema feudal en el que rendimos vasallaje a las entidades bancarias. Y los banqueros, los nuevos señores del feudo. Estamos atados a la hipoteca como el campesino medieval estaba atado a la tierra. Y lo peor de todo es que no lleva camino de mejorar.

En efecto, Samatha. Lo de Casavella, una desgracia. De los banqueros y los politicos, mejor no hablar, que se me dispara la tensión.

Abrazos,
Pedro de Paz

21 de diciembre de 2008, 18:38  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal