Mentiras completas y verdades a medias



viernes, 7 de noviembre de 2008

Por ONG no me viene nada

4 de noviembre de 2008. Pleno en el ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. A requerimiento de Guillermo Guigou, representante en el consistorio de la agrupación Ciudadanos de Santa Cruz, se le solicitó en su día a Esther Sarrautte, concejal de patrimonio del ayuntamiento, una relación de los inmuebles propiedad del consistorio que estén cedidos en usufructo a ONGs. Tres meses después del requerimiento —con el tiempo más que necesario para preparar y contrastar una respuesta precisa y documentada—, la citada concejal responde en el pleno del día arriba mencionado —literalmente—: «La relación de locales que usted me pide, me solicita, con las siglas ONG, en Patrimonio no figura ninguno. Sí figuran otras asociaciones como San Miguel, la Cruz Roja, etc. Pero con las siglas ONG, no» Ante la rechufla general y la consecuente indignación —más que comprensible— del señor Guigou, Sarrautte trata de justificar su respuesta indicando que se ha limitado a remitirse a un informe que los técnicos de su concejalía le han proporcionado y que, en el citado informe, la información mencionada aparece tal cual.

Prueba documental del despropósito



Esta gente está cobrando en torno a los 5000 euros mensuales (más gastos) del Erario. Un dinero que, de una u otra manera, sufragamos todos.

Etiquetas: , , ,

4 comentarios:

Anonymous Javier Divisa ha dicho...

Ay doña Esther, doña Esther, vaya banda. Esto es patio de colegio, macho, esto es de coña, de Groucho Marx, manda huevos que diría el otro.
Abrazo

7 de noviembre de 2008, 16:58  
Blogger Miguel Baquero ha dicho...

¡¡Y el de la concanetación!! Lo que se dice una democracia representativa

7 de noviembre de 2008, 21:12  
Anonymous Javier Divisa ha dicho...

El de la concatenación está concatenao, tiene una concatenación mental y una pesadumbre testicular más que notable.

8 de noviembre de 2008, 11:55  
Blogger Pedro de Paz ha dicho...

El saber popular apunta que "cada uno tiene los políticos que se merece". Yo cada vez estoy menos convencido del axioma. No creo que nos merezcamos tanta estulticia y tanta estupidez. Un error como ese sería perdonable en el señor que abre las zanjas para el ayuntamiento porque no se le exige mayor conocimiento que saber mover un pico, pero de una concejal de patrimonio de las de a 5000 euros la soldada... no sé. Se debería esperar algo más. Y la culpa no es tanto de ella como del señor que la puso ahí.

Y el de la "concanetación" estoy convencido de que fue un acceso de verguenza ajena lo que nubló su juicio.

Abrazos,
Pedro de Paz

8 de noviembre de 2008, 14:15  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal