Mentiras completas y verdades a medias



jueves, 12 de marzo de 2009

Sencillamente... espectacular. No tengo palabras.

No se trata de la postproducción de este corto, una obra maestra en sí misma (su autor es un reputado profesional en el campo de los efectos digitales que ha formado parte del equipo de series como Deep Space Nine o Perdidos). Se trata de la historia. Para que luego digan que la inventiva está agotada, que la originalidad, pérdida, que la sensibilidad ha desaparecido y que ya no se puede sorprender con la misma intensidad de antes. Pura poesía visual.

Ole sus santos cojones.

«World Builder» (2009) de Bruce Branit (9:16)



Bonus track: una antigua muestra del trabajo del mismo autor.

«405» (2000) de Bruce Branit (3:03)



(Mi más sincero agradecimiento para mi amigo, el escritor Pedro Martínez Corada, por descubrirme esta impresionante obra de arte)

Etiquetas:

4 comentarios:

Anonymous g.l.r. ha dicho...

Y se crea un mundo de la nada para desaparecer de nuevo. Un sueño que se desvanece tan rápido como ha venido.
Es increíble, y lo de la vieja del coche es, perdóneseme la expresión, cojonudo.

¡Lo que algunos pueden hacer a base de talento y genio!

Un saludo.

12 de marzo de 2009, 19:10  
Blogger Miguel Baquero ha dicho...

¡¡¡Es cojonudo!!! Gracias por el descubrimiento. El primero es impresionante, pero lo de la vieja es genial, genial.

12 de marzo de 2009, 22:49  
Anonymous child in time ha dicho...

Qué bueno, Pedro, qué bueno.

12 de marzo de 2009, 23:12  
Anonymous Daffy ha dicho...

La verdad, Pedro, es que están fenomenal, me han encantado. El primero está muy bien hecho y con una historia preciosa, de las que a mí me gustan, y el segundo, el detalle de la anciana está de muerte, qué graciosa, si apenas se la veía a través del cristal delantero, aunque el dedo sí que se le ha visto.
Besos.

17 de marzo de 2009, 1:30  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal